Carlos Sainz durante la sexta etapa del Dakar
Carlos Sainz durante la sexta etapa del Dakar - EFE

DakarOtros sustos que ha sufrido Carlos Sainz en sus participaciones en el Dakar

Su incidente con Kees Koolen es el último episodio peligroso del español en la competición de rally

Actualizado:

Carlos Sainz está cerca de volver a salir campeón del Dakar. De momento lidera la clasificación y las sensaciones invitan al optimismo. El español aspira a repetir la hazaña del 2010 y alzarse con el título.Sin embargo, no todo son buenas noticias. El incidente con Kees Koolen puede complicarle este triunfo si finalmente el holandés decide denunciarle como ha amenazado. De ganar la cuasa, podrían terminar sancionando al madrileño más duramente, perdiendo este el liderato y quien sabe si el título -en caso de ganarlo-. Este incidente no es el único que ha sufrido Sainz durante sus participaciones en el rally más exigente del mundo. El piloto madrielño acumula numerosos sucesos que certifican la peligrosidad de esta prueba de motor y puede decir que ha vivivo en sus propias carnes la dureza del Dakar.

Las vueltas de campana de 2014

Carlos Sainz fue uno de los pilotos que inyectó a esta competición velocidad. El Dakar había sido tradicionalmente una prueba esencialmente física, pero la llegada del español introdujo una nueva variable en la ecuación para la victoria. Tanto es así que en 2014 Carlos Sainz fue víctima de su propio ADN. El piloto madrileño trataba de recuperar el tiempo perdido durante el repostaje cuando sufrió un accidente que le llevó a dar dos vueltas de campana. Su coche quedó destrozado y el piloto tuvo que dar por terminada su andadura en el Dakar ese año.

En 2015 se superó al dar tres vueltas más

Carlos Sainz se estrenaba en 2015 como nuevo piloto de Peugeot. Sin embargo, su debut con el equipo no fue el esperado. El español puso fin a su participación en el Dakar de 2015 tras chocar con una piedra y dar cinco vueltas de campana. Aunque la tripulación no sufrió daños, el coche quedó destrozado. Ese mismo año, poco antes del incidente, Carlos Sainz chocó contra una moto que se había perdido. El incidente no fue a mayores pero el susto, como reconocería Sainz después, fue grande. Tanto él como su acompañante bajaron a socorrer al motorista quien, afortunadamente, tampoco sufrió daños.

Un barranco le arrebató el sueño en 2017

El año pasado Carlos Sainz sufrió un duro accidente que por poco le cuesta la vida. El español volaba hacia el liderato cuando se cayó por un barranco de veinte metros de profundidad. Tanto él como Lucas Cruz salvaron la vida. Sin embargo, el incidente le obligó a retirarse de la competición. Pasó de ser el jefe de la carrera a marcharse a casa por quinto año consecutivo.

El incidente con Kees Koolen

El pasado sábado tuvo lugar el último incidente de Carlos Sainz en un Dakar. El piloto español ha sido sancionado con 10 minutos tras un supuesto choque con Kees Koolen. El multimillonario holandés, fundaor y exCEO de Booking.com, ha declarado que el coche de Sainz se estrelló contra su quad y que tras esto no le asistió. El madrileó ha declarado que ambos pilotos se encontraban a 100 metros cuando le dio el aviso de adelanto. Fue entonces cuando, según la versión de Sainz, el holandes se dio la vuelta y le vio. Koolen se apartó de la carretera pero debido a la dificultad del terreno, perdió el control de su vehículo y se acercó peligrosamente al coche del español. Sainz cuenta que no le llegó a tocar y que logró esquivarle, ya que de haber sido de otro modo, se trataría de una tragedia.