Mundial de futsal

Cuando el mejor del mundo se vuelve imparable

Ricardinho guió a Portugal a su primera victoria en el torneo con una exhibición coronada con seis goles

Cuando el mejor del mundo se vuelve imparable

Ricardinho es, junto a la capacidad goleadora de Cardinal, la principal baza de Portugal para hacer algo grande en el Mundial de futsal de Colombia. El jugador de Movistar Inter apareció poco en la primera jornada, en la que su selección solo pudo empatar con la anfitriona Colombia, y gracias a un gol en el último segundo. La tensión y la ansiedad del debut en una gran competición.

Pero el menudo y genial portugués ha tardado poco más en señalarse como una de las máximas estrellas a seguir en el torneo. En la segunda jornada «R10» tomó el liderazgo del conjunto luso para guiarlo en su primera victoria. Una goleada por 9-0 ante Panamá que situa a los de Jorge Braz como primeros de su grupo a falta de un partido para decidirse la primera fase.

Ricardinho anotó con pasmosa facilidad nada menos que seis goles (pudieron ser siete de no haber sido por el palo), dos de ellos de doble penalti, convirtiéndose en el hombre del partido. Una gesta que le convirtió además en el mayor goleador de la historia de la selección portuguesa, con 113 goles, y también en el portugués con más goles marcados en un mismo partido de Mundial.

Sin embargo, el luso quedó lejos del récord absoluto de goles marcados por un jugador en un partido, en poder del brasileño nacionalizado ruso Pula, con nueve.

Disfruta AQUÍ el resumen del partido de portugal.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios