GOLF - RYDER CUP

Cabrera: «somos debutantes, no novatos»

El canario se rebela ante el menosprecio que sufren los europeos por sus seis jugadores nuevos

El equipo europeo es una piña y conjuga experiencia con juventud
El equipo europeo es una piña y conjuga experiencia con juventud - EFE
MIGUEL ÁNGEL BARBERO Mineápolis - Actualizado: Guardado en:

Los números no engañan. Entre los doce jugadores del equipo americano de la Ryder Cup 2016 hay dos (Brooks Koepka y Ryan Moore) que no tienen experiencia previa en la competición; mientras, la mitad del equipo europeo presenta caras nuevas en la cita bienal por excelencia. Andy Sullivan, Danny Willet, Chris Wood, Matthew Fitzpatrick, Thomas Pieters y Rafa Cabrera tienen los ojos abiertos como platos para asimilar todo lo que están descubriendo esta semana.

Esta circunstancia la están aprovechando los medios locales para otorgarle el favoritismo a sus golfistas. Eso es lícito, pero algunos, incluso, desprestigian a los contientales apuntando que es el equipo más flojo de su historia. «No estoy de acuerdo en absoluto -afirma Cabrera- pues aunque es cierto que es la primera vez que venimos muchos de nosotros no somos novatos, ni mucho menos. Es un término peyorativo que no se ajusta a la realidad. Yo llevo once años de profesional y he jugado en todos los grandes y campeonatos del mundo, no me voy a asustar por ser mi primera vez aquí».

No le falta razón al canario, pues a su larga trayectoria internacional se le suman en el bando de Darren Clarke cuatro de los triunfadores de la temporada: el campeón del Masters (Willet), el del «British» (Henrik Stenson), el de los Juegos Olímpicos (Justin Rose) y el de la FedEx Cup (Rory McIlroy). Son razones más que suficientes para no dejarse llevar por el pánico. «El ambiente es estupendo, nos llevamos muy bien y los chicos con más experiencia nos están diciendo en qué debemos fijarnos -prosigue Rafa-. Yo, en concreto, llevo bastante tiempo hablando de ello con Sergio y me ha dado muy buenos consejos al respecto».

La veteranía de gente como Lee Westwood o García les va a venir bien para cortar de raíz una polémica que no quieren que incendie el vestuario europeo: unas desafortunadas declaraciones del hermano de Willet mofándose de los aficionados estadounidenses que han terminado por salpicar al inglés. «Estamos todos con Danny y le apoyamos al máximo -remata Cabrera- él no ha hecho nada malo y no tiene por qué afectarle en su juego».

Por lo que se refiere al otro bando, uno de los «rookies» tiene buen conocimiento del Circuito Europeo. Koepka salió de él y fue el mejor debutante de 2012. «Es cierto que conozco a todos los jugadores y tengo muy buena relación con ellos -comenta- y también sé cuánto les importa la Ryder y lo que viven sus victorias. Por eso quiero ganarla para mi país, para poder sentirlo en primera persona». Experiencia o bisoñez, en el fondo, lleva a lo mismo: a querer ganar a toda costa. Y, curiosamente, pese a triplicar el número de debutantes, Europa acumula más participaciones (28) en la Ryder que Estados Unidos (26). A veces los números sí engañan.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios