Juegos Olímpicos

Blanco: «Hace falta estabilidad política y económica para luchar por los Juegos»

El presidente del COE incide en que «el sueño de 2024 hay que perseguirlo como hacen los deportistas»

Alejandro Blanco
Alejandro Blanco - EFE
Agencias - Actualizado: Guardado en:

Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE), aseguró este miércoles que «por cociente inversión/resultados, España es el primer país deportivo del mundo», aunque advirtió de que «hay límites» y deben producirse cambios para que los éxitos se prolonguen en el futuro.

«Tenemos límites. Ahora, en época de restricciones, todo el dinero se dedica al alto nivel y hay otras categorías a las que no podemos llegar. Si queremos dar al deporte el valor que le da la sociedad, hay que plantear otros ámbitos, otros sistemas», dijo Blanco en un desayuno informativo organizado en Madrid por el Fórum Europa.

«No habrá alto nivel si no hay base. Primero hay que detectar el talento y luego, sin prisa pero sin pausa, desarrollar al deportista de élite», añadió. «Hay que vincular el deporte a la educación, recuperar los campeonatos, replantear el deporte universitario, asociar el deporte con el empleo, con el turismo, con el empleo, con la empresa», apuntó Blanco, que también abogó por una nueva prolongación del Plan ADO y por «una revisión del régimen jurídico de los deportistas, porque todos son profesionales».

Beneficios fiscales o de otro tipo para las empresas que apoyan el deporte fue otra de las propuestas de Alejandro Blanco, que definió a los medallistas olímpicos como «los premios Nobel del deporte».

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz; el vicepresidente del COI Juan Antonio Samaranch y los miembros de ese organismo Marisol Casado y José Perurena; deportistas como Mireia Belmonte, Ruth Beitia, Joel González, Marc López o Carlos Coloma; y numerosos presidentes y expresidentes de federaciones asistieron al encuentro informativo.

Blanco señaló que los recientes Juegos Olímpicos de Río fueron organizativamente buenos gracias a que «la fuerza del deporte lo salva todo». Tras recordar aquel 2 de octubre de 2009 en que Río de Janeiro ganó la sede de los Juegos Olímpicos de 2016 a Madrid, el presidente del COE indicó que «la situación que vive Río ahora no tiene nada que ver con la de entonces».

«La fuerza del Movimiento Olímpico ha hecho que podamos vivir uno buenos Juegos. No podemos decir que los mejores, pero sí unos buenos Juegos porque la situación era complicada. Pero la fuerza del deporte lo salva todo», afirmó Blanco.

Deportivamente, el presidente reiteró su impresión de que España tuvo «una actuación extraordinaria», que demostró con cifras: 309 clasificados, 169 de ellos (54 %) con medalla o diploma, el puesto decimocuarto en el medallero, 10 de 25 federaciones en el podio y solo tres deportes sin medalla ni diploma.

Todo ello, destacó, pese a un 45 % de descenso en las ayudas públicas entre 2008 y 2016 y un 30 % menos procedente del Plan ADO de patrocinio.

Solo «el gen ganador» que caracteriza a los deportistas españoles, «el compromiso de hacer las cosas bien» y «la unión de objetivos» explica que los resultados se mantengan pese a los recortes, dijo Blanco. «Han aparecido colaboraciones imprescindibles: la ayuda familiar, que ha pagado muchas competiciones; programas como Podium, con una selección de 80 deportistas menores de 23 años que no estaban en ADO (22 han ido a los Juegos); convenios como el firmado con la UCAM, universidad que ha destinado más de 30 millones en cuatro años a ayudar a los deportistas; o las ayudas de LaLiga o de la Fundación Trinidad Alfonso», enumeró.

Perseguir los Juegos

Juan Antonio Samaranch, que presentó a Blanco antes de su intervención, aseguró que «la relevancia social que tiene el COE se debe al esfuerzo y a la vocación de su presidente». «Mucho más que organizar equipos, el COE ha conseguido un papel central en la sociedad española. El trabajo del que estoy más impresionado son las ayudas a los deportistas españoles, que se sienten protegidos gracias a los servicios que se le dan desde el Comité», afirmó.

«Sin grandes cargos ni medallas, por debajo del radar, Blanco ha ayudado mucho al COI a superar grandísimos problemas en Latinoamérica. Desde Lausana le estamos muy agradecidos», añadió el vicepresidente del COI. Samaranch recordó que Blanco y él coincidieron en «muchas batallas, incluidas algunas candidaturas, un tema», subrayó, «que nos queda pendiente, sin ninguna duda».

Sobre este asunto, Blanco apuntó «el resultado de 2020 (los Juegos fueron para Tokio) dolió mucho», máxime cuando el COI aprobó luego unas reglas en las que la candidatura de Madrid hubiera encajado perfectamente. «El sueño (de Madrid) no es una quimera, hay que perseguirlo. Solo hace falta que tengamos una estabilidad política y económica a todos los niveles. Es el sueño que atrae a todo el mundo. Los Juegos bien organizados mejoran la imagen del país y crean 300.000 puestos de trabajo», dijo Blanco.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios