Alejandro Villanueva, durante la interpretación del himno estadounidense en el Bears-Steelers
Alejandro Villanueva, durante la interpretación del himno estadounidense en el Bears-Steelers - AFP
NFL

Alejandro Villanueva, el español rebelde que lidera la venta de camisetas en la NFL

El jugador de los Pittsburgh Steelers se negó a secundar el veto de sus compañeros al himno estadounidense para reprobar a Trump

Actualizado:

Héroe para algunos, traidor para otros. Es Alejandro Villanueva, el único jugador con nacionalidad española en tomar parte en la NFL, la liga profesional estadounidense de fútbol americano. Villanueva, de padre bilbaíno y madre granadina residentes en el Puerto de Santa María, es un exranger del ejército estadounidense, condecorado con la Estrella de Bronce por su actuación en la guerra de Afganistán, que juega como «left tackle» en los Pittsburgh Steelers, y fue el único jugador de su equipo que decidió participar en la ceremonia del himno previa al partido que debían disputar ante los Chicago Bears. El resto de sus compañeros decidió quedarse en el vestuario secundando la protesta de la mayoría de equipos tras las palabras de Donald Trump, quien pidió que se sancione y se despida a los jugadores que se arrodillen o sienten durante la interpretación del himno americano.

Toda esta polémica viene de la temporada pasada, cuando Colin Kaepernick, jugador entonces de los San Francisco 49ers, decidió arrodillarse durante el himno para protestar por los actos de brutalidad policial contras las minorias raciales. Su gesto tuvo una enorme repercusión, y enseguida fue secundado por otros jugadores de la NFL e incuso de la NBA.

Así se ha llegado esta temporada, en la que las palabras de Trump no han hecho sino avivar más la polémica. Ante la escalada de declaraciones, muchos equipos de la NFL decidieron responder en el campo de forma unitaria. Muchos jugadores se arrodillaron, y otros directamente se quedaron en el vestuario durante la ceremonia del himno. Esta última fue la decisión de los Steelers, la franquicia de Villanueva. «Muchos jugadores sentían que debían hacer algo. Les pedíque lo discutieran, pero que estuvieran todos de acuerdo o no se haría nada», explicó Mike Tomlin, entrenador principal de los Steelers. «Al final no alcanzaron un acuerdo. No iban a ser irrespetuosos con el himno por lo que decidieron quedarse en el vestuario».

Sin embargo, Alejandro Villanueva decidió actuar por su cuenta y escuchó el himno estadounidense con la mano en el pecho desde la puerta de salida del vestuario. El español rompió la unanimidad de su equipo al estar en desacuerdo con la decisión. Según explicó, deshonrar el himno no es la mejor manera de contestar a Trump.

El gesto de Villanueva provocó que su camiseta con el número 78 de los Steelers se vendiera en masa durante el domingo por la tarde en Estados Unidos. Ya es la camiseta más vendida de la franquicia de Pittsburgh, por delante de las de Antonio Brown o Ben Roethlisberger. Solo cuatro jugadores de la NFL vendieron ayer más camisetas que él.