Julen Aginagalde
Julen Aginagalde - EFE
Balonmano | Europeo de Croacia

Aginagalde: «Cuando las cosas van bien hay menos dolor»

El guipuzcoano se siente recuperado de la lumbalgia que lo sentó ante Dinamarca para empujar a España en el reto que hoy presenta Francia, la bestia negra, a las puertas de la final

Actualizado:

Atiende a ABC desde el autobús que traslada a la selección española de balonmano de Varazdin a Zagreb. Tienen ganas de llegar. España se ha ganado ese trayecto porque después de una durísima fase de grupos y fase final, doblegó a Alemania, la actual campeona de Europa, para pelear por las medallas. La euforia está contenida porque Julen Aginagalde (Irún, 1982) sabe que nada se ha conseguido todavía. Más si hoy está enfrente Francia (TDP, 18.00 horas), de tan ingrato recuerdo siempre para España.

Otra vez Francia, ¿cómo se sale a la pista ante los galos: con miedo por lo que han ganado, rabia por todo lo que se ha sufrido y lo que ha quitado?

Con miedo no, en ningún momento. Tenemos que salir con ilusión; eso es lo que tenemos y lo que queremos transmitir por lo complicado que ha sido este torneo y llegar hasta aquí. Y luego, ya nos conocemos mucho, pero cada torneo es nuevo y hay que salir así, con una nueva ilusión.

¿Cómo se prepara uno contra la selección de los tres oros europeos, seis mundiales y dos Juegos Olímpicos?

Hay que intentar dar esa imagen que hemos dado en varios partidos. Nuestras señas de identidad, correr al contraataque. Sabemos lo complicado que es. Es la campeona de todo, pero intentaremos llegar a todo.

¿Y el grupo? ¿Hay alguna clave especial para este partido?

La forma de jugar es la que tenemos, y no lo haremos muy mal si volvemos a estar en semifinales de un Europeo. Es la filosofía del balonmano español. Hay que disfrutar esas características y explotarlas. Lo importante es que continuamos en la pelea.

¿Se celebró mucho el pase a semifinales tras el gran partido ante Alemania, actual campeona?

Hay mucha ilusión, desde luego. Pero tampoco hay demasiada euforia porque hay que recuperarse bien y seguir.

El grupo ha tenido muchos altibajos en estas dos fases.

También hay que pensar que ha sido una fase de grupos muy dura y la main round también. Ha habido mucha dificultad. Solo hay que ver los equipos que se han quedado fuera. Y que ha dependido en muchas ocasiones de la diferencia de goles. Hemos perdido dos partidos. Espero que sean los últimos que vayamos a perder.

Las nuevas incorporaciones parece que llevan mucho tiempo en la selección. Se han adaptado muy bien por lo que se ve en la pista.

Se ha vuelto a juntar un buen grupo. Se intenta apoyar al máximo al que entra y hacer que se adapte enseguida porque nos beneficia a todos.

Se perdió el encuentro ante Dinamarca por lumbalgia. ¿Cómo está de la espalda?

He tenido días peores, como contra Hungría, luego he ido mejorando. Aunque haya molestias nunca puede ser excusa. Hay que dar el cien por cien en la pista pase lo que pase. Y cuando las cosas salen bien, como hasta ahora, hay menos dolor en todo.

Arpad Sterbik acudió ayer de urgencia a Croacia porque Gonzalo Pérez de Vargas tiene una lesión en la rodilla. Se nota el cansancio en todos, pero ¿las rotaciones han ayudado para jugar esta semifinal con buenas opciones?

Los jugadores estamos todos bastante bien, y es importante llegar más frescos que otros años, pero a veces no tiene nada que ver. Hay equipos que jugando con los mismos siete u ocho están también en semifinales.

España ha llegado a todas las semifinales europeas desde 2012.

Eso hay que valorarlo. Los Juegos es lo máximo para cualquier deportista, pero en dificultad, un Europeo es lo más difícil en balonmano. Este torneo es un ejemplo. Y cada vez el balonmano es más físico, lo que nos pone problemas porque no tenemos torres y lanzadores que desequilibren. Tenemos nuestras aptitudes y carencias, y tratamos de adaptarnos, así que tiene mucho mérito y se debe ver como un éxito estar en cuatro semifinales consecutivas, que es siempre nuestro objetivo. Más allá influyen muchas cosas.

Nunca se ha ganado el Europeo.

Bueno, primero vamos a luchar una semifinal.