El diestro en la corrida celebrada en Camas como homenaje a su tío Soto Vargas
El diestro en la corrida celebrada en Camas como homenaje a su tío Soto Vargas - PEPE ORTEGA
TEMPORADA 2018

El torero de Sevilla Oliva Soto comienza la temporada en Perú

El diestro hará doblete en la Feria de Caraveli los días 4 y 5 de febrero con la ilusión de obtener un triunfo que le sirva para hacer temporada en España y volver a torear en la Real Maeatranza

Actualizado:

El torero sevillano Oliva Soto viajará la próxima semana a Perú donde va a empezar su temporada de 2018. El camero va a torear dos corridas de toros los días 4 y 5 de febrero en Caraveli (Arequipa) en la feria que se organiza en honor de la Virgen del Buen Paso. En ambos festejos se lidiarán reses de la ganadería de San Pedro con un cartel internacional formado por los diestros Carlos Ramírez «Morenito de Canta» y Franco Salcedo.

Para Oliva Soto es una nueva oportunidad volver a Perú donde el año pasado indultó un toro de este mismo hierro. «Tengo puestas muchas esperanzas en esta corrida porque indulté un toro en Huamachuco en una feria importante en la que actuaron toreros como Roca Rey o Luis Bolívar y tuve la suerte de ser el triunfador. Ahora espero poder repetir ya que en Cutervo también pude triunfar con esta ganadería», asegura el diestro.

El joven matador continuará así toreando en plazas peruanas donde ha cosechado numerosos triunfos en los últimos años. Además Huamachuco y Cutervo, estuvo en Chota y en Bambamarca donde ganó el escapulario de oro en 2016. «He toreado en seis o siete ferias importantes de Perú y he salido a hombros en todas, así que confío en que me sirva para torear más en España que es donde quiero hacer temporada más larga y seguir manteniendo el cartel en Perú que también es importante».

Inicio de temporada

Será un comienzo temprano de temporada que el torero valora de forma positiva. «Es bonito empezar pronto porque uno se ilusiona más y es importante estar preparado y mentalizado por si te llaman para torear aquí en ferias tempranas. No es lo mismo ponerte el vestido de torear y empezar ahora a tener que esperar con el traje colgado hasta agosto», subraya.

Será una continuidad para el diestro que sumó siete festejos en 2017 y cuajó una destacada actuación en Camas (Sevilla) en el mes de septiembre en el que fue su único paseíllo en España. En esta corrida, organizado con motivo del 25 aniversario de la muerte de su tío Ramón Soto Vargas en la plaza de toros de la Real Maestranza, cortó seis orejas y dos rabos además de indultar a un buen toro de Bohórquez.

«Gracias al estar toreando en muchas ferias en América pude lograr ese triunfo en Camas. No es fácil dar esa dimensión con cuatro toros y dar la sensación de estar puesto y en condiciones porque salieron toros de todo tipo, con complicaciones, con mucha calidad y el indultado. Pude dar la talla que quería como torero más preparado», argumenta.

Regreso a Sevilla

Desde el mes de septiembre y con el runrún del festejo en Camas, a las puertas de Sevilla, Oliva Soto tiene puesta su mirada en volver a torear en la Real Maestranza esta temporada. «Siempre gracias a Dios he tenido seguidores y gente que me ha apoyado con fuerza. Poder torear en una de las ferias más importantes del mundo, en tu tierra y teniendo el calor del público, para mí sería lo más bonito de mundo», subraya.

«Sea la ganadería que sea estaría dispuesto y muy ilusionado con volver a mi plaza porque sólo con volver a hacer el paseíllo ya te pone los vellos de punta», comenta Oliva Soto. Sobre los rumores que lo sitúan en la corrida de Miura, señala que «yo soy torero y desde mis comienzos de matador de toros he matado corridas más duras, más comerciales, de casi todos los encastes y no he rehusado a ninguna. Tengo que estar es preparado, que me sirva lo que vaya a torear antes, si Dios quiere, y estoy abierto y mentalizado para lo que venga. Como decía el maestro Antoñete: la buena es la que se torea y la mala la que no se torea».

A esta temporada de 2018 el torero sevillano le pide cumplir su ilusión de toda la vida. «Para mí abrir la Puerta del Príncipe es el sueño más grande que tengo desde que era un niño y ojalá lo pueda conseguir, no solo por torear más y entrar en todas las ferias sino porque es el sueño de toda una vida», concluye.