El Soro, la pasada semana, en las puertas de la Maestranza
El Soro, la pasada semana, en las puertas de la Maestranza - Pepe Ortega
Patrocinado porPlaza 1

El Soro se recupera de un infarto

El torero, que tiene una pierna biónica, ha sido operado con éxito

VALENCIAActualizado:

El matador de toros valenciano Vicente Ruiz, el Soro, ha sido intervenido este lunes «con éxito» en el Hospital Clínico de València tras sufrir un infarto de miocardio mientras recibía el domingo un homenaje en Roquetas de Mar (Almería), ha informado a Efe su mujer, Eva Roger.

Los doctores que le han intervenido a lo largo de la mañana han procedido a colocarle un estent en la arteria coronaria, y en estos momentos se encuentra en observación a la espera de ser trasladado en las próximas horas a una habitación de planta del mismo centro hospitalario.

El Soro comenzó a sentirse indispuesto hace «un par de días» mientras participaba en unas tertulias radiofónicas en Sevilla, pero no fue impedimento para que este domingo acudiera a Roquetas de Mar (Almería), donde iba ser homenajeado por la afición en un acto en el que participó también el matador de toros Javier Vázquez.

«Ya allí se encontró muchísimo peor y decidió ir corriendo al hospital de El Ejido (Almería), donde le diagnosticaron que había sufrido primero una angina de pecho y posteriormente un infarto», ha explicado su esposa.

El veterano diestro de Foyos, de 55 años, pidió ser trasladado esa misma noche a València para «estar cerca de los suyos» y poder ser operado de urgencia esta mañana.

«Gracias a Dios lo puede contar. No es la primera vez que Vicente sufre algún susto de corazón, pero él es un hombre muy fuerte, ha superado muchísimos contratiempos que ha padecido en su vida, y éste ha sido una muestra más de la tremenda fortaleza física y mental que tiene», ha señalado Roger.

La vida del Soro tiene un largo historial médico; el más grave, la lesión que padeció en abril de 1994 en Benidorm (Alicante), en su momento de plenitud profesional, cuando se rompió los ligamentos de la rodilla izquierda que le apartó de los ruedos.

Pero en el año 2013, y tras 34 intervenciones en la pierna, el doctor Pedro Cavadas le implantó una pierna biónica, que le permitió poder cumplir su sueño de reaparecer en los ruedos al cabo de 24 años retirado.

En 2014 toreó en su Foyos natal y en la también valenciana Xàtiva; en 2015 lo hizo en Fortuna (Murcia) y en València; y en 2016 volvió a repetir en la Feria de Fallas, el que hasta ahora ha sido su último paseíllo de luces.