Cultura - Toros

«La sociedad desnaturalizada», por Victorino Martín

El ganadero defiende el Toro de la Vega y critica la «humanización de los animales» por parte de los antis

Encierro en Tordesillas
Encierro en Tordesillas - Heras
VICTORINO MARTÍN GARCÍA - Actualizado: Guardado en: Cultura , Toros

No es el Toro de la Vega, ni el de Coria, ni el de Júbilo. La sociedad está en un momento crítico. Se quiere aniquilar parte de nuestra cultura y de nuestra vida. El toro está impreso en nuestra raíces, pero hay una corriente anti fuerte, financiada por medios muy potentes a nivel económico. El objetivo final es acabar con las corridas de toros, con la caza, con la pesca

El Toro de la Vega y las corridas son su mejor propaganda para promocionar lo que buscan. Llegará un día en que prohibirán la existencia de los perros en los pisos o incluso sacarán a las personas de sus casas para que vivan en un establo y los animales convivan a sus anchas en las casas. Todo es una locura: activistas que se mofan de la muerte de Víctor Barrio y piden el pésame para la «viuda» de un perro…

¿Qué será lo próximo? Es contra natura, pretenden animalizar a los humanos y humanizar a los animales. Todo desde un desconocimiento absoluto, como demuestra su petición de llevarse el toro a un santuario, y, además, con informaciones sesgadas por parte de algunos medios. He tenido que escuchar en alguna cadena que los supuestos defensores de los animales son gente pacífica y bondadosa y que los aficionados a los toros somos torturadores. Hay ofensas que no se pueden consentir. Como la postura de los animalistas: después de fastidiar a un pueblo una tradición centenaria, que casi la totalidad del mismo quiere, resulta que van a manifestarse con provocación y recochineo. Demasiada educación y respeto han tenido las gentes de Tordesillas.

No es el Toro de la Vega, no, ni el de Coria, ni el de Medinaceli. Es la desnaturalización de la sociedad. Es cuestión de respeto y libertad,

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios