Morante de la Puebla y Manolo Lozano (a la derecha), en Campo Pequeño
Morante de la Puebla y Manolo Lozano (a la derecha), en Campo Pequeño - MUNDOTORO

Morante de la Puebla: «Manolo Lozano está influyendo en mi ilusión para volver a los ruedos»

Aunque aún no conoce la fecha de su regreso, el sevillano lo hará junto al verso suelto de esta famosa familia: «Es un taurino independiente y de los de arte», dice el torero

MADRIDActualizado:

Se acerca la hora de la vuelta de Morante de la Puebla, aunque aún no hay lugar en el mapa ni tarde en el calendario. Pero ese día será de la mano de Manolo Lozano, el verso libre y suelto de esta famosa familia toledana. «Es un taurino independiente y de los de arte», manifestó el propio torero a ABC. «Manolo es quien está más cerca de mí en estos momentos. Su experiencia y su talento me animan mucho. Él está influyendo para ilusionarme, pero hay que esperar... Es pronto para tomar decisiones en serio», comentó al ser preguntado sobre la posible fecha de la reaparición.

Sin duda, su regreso será una gran noticia. Morante de la Puebla es un caso aparte en el toreo por su artístico, clásico y personal concepto, una figura única, vital y necesaria.

La sorpresa de la retirada del diestro de La Puebla del Río saltó al filo de la medianoche de un domingo de agosto. Cayó como un jarro de agua fría entre la afición, sus partidarios más fieles y las empresas, obligadas a modificar los carteles del último verano.

La retirada

Morante, siempre imprevisible, tomó esta decisión después de torear mano a mano con El Juli en El Puerto de San María. Pero llevaba rumiando la idea tiempo atrás: «Me voy del toreo, los presidentes y los veterinarios me han aburrido. El toro tan grande que sale hoy va en contra del toreo de arte, ya no puedo más», declaró el artista en aquel momento.

El genio hispalense no cerró la puerta a volver a vestirse de luces. Dos meses después parece entreabrirse gracias a su cercanía con Manolo Lozano (Alameda de la Sagra, 1930), un taurino de espíritu bohemio y romántico que conoce las esencias de la tauromaquia (ha apoderado a figuras como Roberto Domínguez y El Juli). «Puede ser que algún día vuelva a los ruedos», señaló en agosto Morante. Era la tercera vez que anunciaba una despedida: la primera fue en 2004; la segunda, en 2007.

Parece que su esperado regreso está más cerca... José Antonio Morante (La Puebla del Río, 1979), uno de los máximos estandartes de la pureza, con un estilo de raíces clásicas y un maestro que ahonda en la expresión del toreo como arte, fue el ganador del último Premio Taurino ABC, en su novena edición.