El Juli y Sergio Flores salen a hombros
El Juli y Sergio Flores salen a hombros - Luis F. Hernández

El Juli y Sergio Flores salvan la tarde en México con los toros de regalo

Cortan dos orejas cada uno a los astados que obsequiaron y salen a hombros en la Monumental

MÉXICOActualizado:

En el pecado llevaron la penitencia. La petición de lidiar toros de Teófilo Gómez en la Plaza México de parte del maestro El Juli, un hecho común en todas las figuras de exigir los encierros que desean torear, acabó en un desastre que terminó salvando el propio madrileño y su alternante Sergio Flores con toros de regalo.

No se entiende por qué buscar el trapío más justo en todos los encierros, si al final, para no ser linchados por el público, terminan enfrentándose a un toro extra, que además les cuesta y que deliberadamente por su mayor trapío dejan en los corrales.

Los seis toros de Teófilo Gómez, además de muy disparejos en presencia y dos de ellos francamente chicos, uno incluso devuelto a los corrales, fueron además sosos, sin emotividad, logrando que el público se aburriera y se molestara. De hecho, El Juli y Sergio Flores estuvieron muy bien, pero con animales así el público, y con toda la razón, no valora nada.

Tuvieron entonces que regalar un toro cada uno. Por fortuna fueron otra cosa y al final, como es la fiesta, el público se entregó y salió feliz porque se emocionaron con las faenas de ambos.

Corrida 10

Asistencia: 18 mil espectadores, aproximadamente.

Toros: Seis de Teófilo Gómez, desiguales en presencia, dos muy chicos, uno devuelto al corral. Todos faltos de emotividad y casta, que deslavaron la calidad que tuvieron algunos. Los hermanos Gómez que habían hace algunos años enderezado el barco en cuanto al trapío de sus animales, han vuelto a ser seducidos por los malos consejos de enviar toros pequeños a la México. Son inteligentes y seguro pensarán retomar el rumbo, aunque ello redunde en que las figuras se alejen un poco.

Un toro de Bernaldo de Quirós, serio y con trapío, fue bravo, noble y con calidad. Otro de Santa María de Xalpa, de buena presencia, fue áspero y emotivo.

Julián López «El Juli», silenciado en sus tres y dos orejas en el de regalo.

Sergio Flores: silbidos en uno, silencio en los otros dos y dos orejas en el de regalo.

Subalternos: El banderillero Cristian Sánchez sumó su salida 77 al tercio de la México.