Cultura - Toros

De la inmensidad de Perera a la sangre de Ferrera en Albacete

Miguel Ángel cuaja un toro de Santiago Domecq de vuelta al ruedo y sale a hombros con Ginés Marín

Miguel Ángel Perera, en el pase cambiado por la espalda
Miguel Ángel Perera, en el pase cambiado por la espalda - Efe
ROSARIO PÉREZ Albacete - Actualizado: Guardado en: Cultura Toros

Y allá que se marchó Miguel Ángel Perera, al mismísímo platillo, para infartar La Chata con un pase del péndulo más en su colección. Desde el primer segundo hasta el último, Albacete se rindió a la figura pacense, inmenso con un gran toro, como sensacional estuvo Antonio Ferrera, que pagó con sangre su torería. Antes, Perera había mecido el tiempo a la verónica. La ligazón, el temple y la firmeza presidirían luego su soberbia faena. El toro titular había sido devuelto y el de Puebla del Prior corrió turno. «Merecido» se llamaba este ejemplar de Santiago Domecq, que embistió con casta y transmisión a la técnicas y poderosas telas pereristas. En la distancia exacta, pulseó a la perfección y lució con ritmo y largura el notable viaje a derechas. También por el izquierdo voló naturales con aplomo y son. Un cambio de mano desembocó en otra aquilatada tanda. Siempre con máxima quietud, como en la última docena de luquinas. Se ganó dos orejas de ley y «Merecido» –el mejor de una seria y nada fácil corrida, con su casta y su movilidad, en la que todo lo que se hizo tuvo importancia– fue premiado con la vuelta al ruedo. Machacón en el quinto, saludó.

Ferrera, en un momento extraordinario en el que ve toro por todos lados, anduvo torerísimo y ofreció más de lo que merecía al peor lote. Tanto se entregó que con el reservón y deslucido cuarto, que ya le había avisado, sufrió una cornada en el muslo izquierdo. Manaba la sangre por la taleguilla, pero el extremeño, en un gesto de vergüenza torera, quiso rematar su labor. Por su propio pie, con una ostensible cojera y la tez blanquecina, pasó a la enfermería.

Ginés Marín, con desparpajo, variedad y claridad de ideas, obtuvo un trofeo de cada toro y salió a hombros con Perera.

Toda la actualidad en portada

comentarios