Gómez del Pilar, a portagayola
Gómez del Pilar, a portagayola - Paloma Aguilar

Un gran tercio de varas en Las Ventas

Emocionan Gómez del Pilar y un toro de Palha en el segundo desafío ganadero

MADRIDActualizado:

La sensiblería actual no tolera el tercio de varas; la flojera de los toros suele hacerla innecesaria. Gracias a un bravo Palha, a Gómez del Pilar y a El Patillas, hemos vivido un tercio emocionante, como los de antaño: colocan al tercer toro lejos, se arranca galopando, el piquero aguanta, sin excederse, ¡qué belleza! Palha le gana a Hoyo de la Gitana, en el segundo desafío ganadero; a Gómez del Pilar le niegan la oreja y Javier Cortés deja una gran impresión.

El primer Palha tiene genio. Rubén Pinar se muestra solvente, con oficio, le roba algunos muletazos pero lo emborrona con la espada. El cuarto, del Hoyo, manejable pero distraído, se para por completo en la muleta, no tiene un pase: mata con habilidad.

El segundo, del Hoyo, engatillado, es violento, derrota. Javier Cortés se queda en el sitio, se cruza, se la juega de verdad, con valor serio. Pierde la oreja por la espada. En el quinto, de Palha, manejable, logra excelentes naturales, lentos, suaves. Destaca su colocación, dando el medio pecho. Única pega: no debe abusar del encimismo. No mata bien.

Gómez del Pilar ha recibido a los dos a portagayola. Al tercero le saca buenos naturales. Mata con decisión y el presidente no concede la oreja. Aunque la faena no ha sido redonda, yo se la hubiera dado, por el conjunto de la lidia. Esa vuelta al ruedo vale más que muchos fáciles trofeos. En el último, del Hoyo, intenta repetir lo anterior, colocando al toro muy lejos pero no va, aunque José Francisco Aguado mueve bien el caballo. Enganchándolo por delante, logra muletazos suaves, mandones, pero el toro se apaga, se echa.

Gómez del Pilar y Javier Cortés dejan una excelente impresión. Hemos disfrutado con la hermosura de un tercio que, ahora, casi nunca vemos.