Cultura - Toros

Enrique Ponce, el maestro imparable con seis Orejas de Oro

Victorino Martín obtiene el Hierro de Oro y Víctor Barrio recibe una mención especial a título póstumo

Enrique Ponce, en Cuatro Caminos
Enrique Ponce, en Cuatro Caminos - SERRANO ARCE
ABC.ES México - Actualizado: Guardado en: Cultura , Toros

El diestro Enrique Ponce se ha alzado con la 49 edición de la Oreja de Oro que cada año concede el programa «Clarín» de Radio Nacional de España al matador de toros triunfador de la temporada taurina, en este caso la de 2016.

Los corresponsales y colaboradores de este espacio radiofónico han reconocido la magistral temporada de Enrique Ponce, que vuelve a llevarse una Oreja de Oro al cabo de 19 años (la última que ganó fue la correspondiente al año 1997) sumando ya un total de seis a lo largo de su dilatada carrera, igualando a Espartaco como los dos toreros con más distinciones de este tipo en su haber.

Por su parte, la ganadería de Victorino Martín se ha llevado el premio del Hierro de Oro, que este año cumple su quinta edición, mientras que el malogrado diestro Víctor Barrio ha sido distinguido con la Oreja de Oro Especial a título póstumo.

La Oreja de Oro es uno de los galardones taurinos más importantes dentro del toreo, al que hace cuatro años se sumó el Hierro de Oro. Ambos los concede el programa «Clarín» de Radio Nacional de España, el decano de los espacios taurinos radiofónicos, que se emite los domingos a las 22.35 horas en Radio 5 y en Radio Exterior de España.

La primera Oreja de Oro se concedió en 1968 a Diego Puerta, y al año siguiente, en el 1969, a Miguel Márquez.

El espada sevillano Juan Antonio Ruiz «Espartaco» y ahora Enrique Ponce han sido los diestros que más veces la han conseguido, seis en total en toda su historia, seguido, con cinco, por Julián López «El Juli».

En 1984, el año de su mortal percance, se concedió también una Oreja de Oro especial a título póstumo a Paquirri, igual que la que se concede ahora a Víctor Barrio, y, con motivo de sus retiradas, por su significación en la historia del toreo, en 1983 a Manolo Vázquez; en 1988, al Niño de La Capea; y en 1999 a Curro Romero.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios