Diego Urdiales, al natural
Diego Urdiales, al natural - Chopera Toros

A Urdiales le quitan las llaves de su casa en Logroño

Corta una oreja y el presidente le niega la segunda en medio de una gran bronca

lLOGROÑOActualizado:

El torero Diego Urdiales toreaba ayer en su casa, lo dio todo, y cuando estaba dispuesto a abrir la puerta grande se dio cuenta de que alguien le había quitado las llaves. Y sin salida a hombros se quedó por decisión presidencial. Consideró el palco que la redonda faena al cuarto no merecía el doble trofeo, y eso que la actuación fue de mucho mérito, de mando además y buen gusto.

«Con una orejita ya vas bien, majo», pareció decirle el usía al torero de Arnedo y a las miles de almas que ocupaban los tendidos de La Ribera. El hombre aguantó una bronca de las gordas. Firme estuvo, tanto como debió estar por la mañana para aprobar una corrida muy justa de trapío, que es allí donde también se debe imponer el criterio y la seriedad.

Espoleado y firme

Pero vayamos con el triunfo de Urdiales, al que no le faltó épica. El cuarto embestía con sus complicaciones, algo rebrincado. Se fue imponiendo el torero en series cortas, que fueron limando asperezas y metiendo al público en la faena. Aguantó, y los naturales surgieron limpios, largos, con empaque. Al rematar una serie, le perdió la cara al toro y este se lo llevó por delante de muy feas maneras. Tremenda la voltereta y tremenda la garra con que el riojano volvió a la cara. Espoleado y más firme, más rotundo, con la izquierda cuajó una serie que enloqueció. La estocada a suerte o verdad. Y el final, ya lo conocen, alguien le quitó las llaves de su casa, que ya es mala suerte.

A los cinco toros coloraditos de El Pilar y al negro que hacía sexto, les faltó algún punto de presencia para lo que es habitual en esta plaza, y la casta y la raza, como a los soldados el valor, se les suponía, pues no apareció por ningún lado. Así que Miguel Ángel Perera intentó en vano crear faena con el segundo entre la indiferencia del respetable y se entregó con el quinto, que soltaba gañafones en cuanto sentía la muleta cerca.

Cayetano no se complicó la vida con el tercero en una labor sin ajuste en la que se le vio demasiado desconfiado, y se lo recriminaron. Mostró una mejor disposición ante el sexto, pero los muletazos sueltos no consiguieron que su tarde remontara el vuelo.

lLOGROÑOActualizado:Actualizar

Sexto toro

Con más ánimo Cayetano en el sexto, con el público a favor en una faena de muletazos sueltos. Estocada desprendida y dos descabellos. Silencio.

Quinto toro

Perera se entregó con el quinto, que soltaba gañafones en cuanto sentía cerca la muleta. Faena de toma y daca, rematada de estocada desprendida y descabello. Silencio.

Cuarto toro

Una oreja cortó Urdiales al cuarto con fuerte bronca al presidente por no conceder la segunda. El riojano estuvo acertado con momentos de excelente toreo, especialmente al natural. Al final de una serie le perdió la cara al toro, que se lo llevó por delante de muy mal manera. volvió espoleado y cuajó una gran serie con la izquierda. Estoconazo. Oreja con petción de otra y dos vueltas al ruedo.

Tercer toro

Insulso trasteo de un desconfiado Cayetano al tercero, que no se comía a nadie, al contrario. El público se lo recriminó durante la faena. Dos pinchazos, estocada contraria y descabello. Silencio.

Segundo toro

Resultaron los vanos intentos de Perera de acoplarse con el segundo, un toro estrechito con escaso fuste, al que mató mal. Dos pinchazos, estocada corta y dos descabellos. Aviso. Silencio.

Primer toro

El primero fue tan bueno como flojo. Urdiales tuvo el mérito de mantenerlo y torear, además, con gusto. Cambió las protestas por ovaciones, pero la espada frenó la pañolada. Pichazo y estocada corta. Aviso. Silencio.

Paseíllo

Con tres cuartos de entrada, hacen el paseíllo Urdiales, de pizarra y oro; Perera, de rioja y oro, y Cayetano, de añil y oro.

Sorteo

Esta mañana se sortearon los toros que se lidiarán esta tarde en la plaza de la Ribera. Sus pesos oscilan entre los 518 y los 583 kilos.

Cartel

¡Buenas tardes! Bienvenidos a la cuarta corrida de la Feria de Logroño, donde se anuncia una corrida del Pilar para Diego Urdiales, Miguel Ángel Perera y Cayetano.