Cultura - Toros

Apoteosis de José Tomás y Manzanares en Valladolid

Salen a hombros en la última corrida de la minitemporada del torero de Galapagar

José Tomás y Manzanares salen a hombros
José Tomás y Manzanares salen a hombros - Heras
ANDRÉS AMORÓS ValladolidGuardado en: Cultura , Toros

En la última corrida –según parece– de su minitemporada José Tomás logra la tan esperada apoteosis. Lo mismo consigue Manzanares: los dos cortan tres orejas a una manejable corrida de Núñez del Cuvillo.

El disparate de mezclar a un rejoneador en este cartel se patentiza porque los toros de Terrón son mansísimos. Leonardo Hernández rejonea al primero cuando la gente está esperando a José Tomás. Después de la gran faena de Manzanares, la gente quiere ver si el madrileño replica y Leonardo se encuentra con un toro mansísimo, parado por completo, con el que lo pasa muy mal y el público se impacienta. ¿Servirá este caso para que no vuelva a darse este tipo de carteles mixtos? Eso sería tener sentido común.

El comienzo de José Tomás es accidentado: el segundo le desarma, hace jirones el capote, da una vuelta de campana, se lastima y es sustituido. El sobrero sale suelto, deslucido, se para a mitad. Las gaoneras no sirven para sujetar a un toro que huye. Después de unos fuertes doblones, le da naturales, aprovechando el viaje, pero el toro le tropieza la muleta. Por la derecha, tampoco se entrega. El trasteo tiene mérito pero no es faena redonda. Mata quedándose en la cara, ha de salir corriendo para atrás, en unos momentos de angustia, que desatan el entusiasmo: generosa oreja. El quinto flaquea de salida, se va pero embiste pronto a la muleta y «se deja» hacer todo (el ideal actual). José Tomás lo aprovecha para cuajarlo por completo, con verticalidad impávida. Me gustan más los derechazos y naturales suaves, pero la gente enloquece con los alardes de menor clasicismo: muletazos invertidos, circulares de espaldas, alardes encimistas. La espada hace guardia pero la sacan pronto y logra, luego, una buena estocada. A pesar de ese fallo, exigen el doble trofeo. Un guasón comenta: «¡Que sustituya mañana a Roca Rey!»

Manzanares recibe al primero con buenas verónicas, cargando la suerte, arrebujándose. El toro sale de naja en el caballo pero va a más, resulta muy bueno, en la muleta. Después de doblarse con él, José María despliega todo su empaque, liga grandes series de naturales, corriendo la mano de modo magistral. Acaba toreando casi de salón, con un cambio de mano impecable: una faena comparable a la de San Isidro. Y, como logra una gran estocada en la suerte de recibir, corta las orejas. Escucho un grito: «¡Vuelve mañana otra vez!» Otro espectador apostilla: «¡Y pasado mañana!» El último no se entrega, protesta, se quiere ir. Manzanares lo mete en la muleta con suavidad, acompañando con la cintura, pero sin estrecharse. La faena no culmina porque el toro acaba rajándose. La estocada cae algo baja pero se le otorga una oreja: supongo que para igualarlo con José Tomás. Tan generosa ha sido esta última como la primera del madrileño.

Salvo el absurdo de los dos toros de rejones, hemos vivido una hermosa tarde de toros, con dos grandes faenas, una de cada diestro. La calidad estética de Manzanares es indiscutible. José Tomás es un gran torero y su estrategia le ayuda a que el público se le entregue desde el comienzo. Lástima que ésta sea –creo– la última tarde de una minitemporada española reducida a seis actuaciones, sin pisar Madrid, Sevilla, Bilbao, Pamplona ni Valencia. A él, así le va muy bien. Para la Fiesta, sería mucho mejor que compitiera con los grandes, en las grandes Ferias. ¡Lástima que no esté por la labor!

A. A. /ABC.ES ValladolidGuardado en: Cultura , Toros  Actualizar

Sexto toro

Sale el sexto, Aguilito, número 24, negro mulato, de 526 kilos. El toro es más rajadito. Faena aceptable de Manzanares, sin estrecharse. Estocada caída. Oreja.

José Tomás saluda al quinto, con las manos por delante
José Tomás saluda al quinto, con las manos por delante- Heras

Quinto toro

Sale el quinto, Marcado, número 128, castaño, de 531 kilos. Se supone que el último toro de José Tomás de su temporada española, pues no está anunciado en más ferias, a falta de que vea la luz el Pilar de Zaragoza. El toro sale suelto, pero luego embiste muy bien. Llega la apoteosis, lo cuaja por completo. Estocada que hace guardia y estocada. Dos orejas.

Cuarto toro

Sale el cuarto, Aldeano, número 28, negro, de 464 kilos. Turno del rejoneador. Este toro también es mansísimo, se alarga demasiado Leonardo. La gente se impacienta. Quieren ver a José Tomás. Siete pinchazos y rejón. Saludos.

Manzanares, a la verónica
Manzanares, a la verónica- Heras

Tercer toro

Sale el tercero, Aguaclaro, número 69, colorado, de 487 kilos. Turno de Manzanares, que se dobla con el toro, que rompe a embestir, largo y bien. Torea de maravilla, a cámara lenta, con emoción, pues el cuvillo tiene casta, pese a que en los inicios no lo parecía. Gran estocada en la suerte de recibir. Dos orejas. La muerte del toro es una escultura de Benlliure. Le piden la vuelta al ruedo al toro. No se concede. Es arrastrado en medio de una fuerte ovación.

José Tomás, en un momento de apuro tras enterrar la estocada
José Tomás, en un momento de apuro tras enterrar la estocada- Heras

Segundo bis

Ya está en el ruedo el sobrero, también de Cuvillo. Se llama Farfonillo, número 169, negro, de 499 kilos. El toro es muy rajadito. José Tomás aguanta, pero el toro es huido, da la vuelta al revés. Saco algunos muletazos buenos. Al entrar a matar, el toro le pone los pitones en el pecho. Se queda en la cara. Estocada. Oreja

El primer toro de José Tomás se pega un volatín
El primer toro de José Tomás se pega un volatín- Heras

Segundo toro

Sale el segundo, Marcado, número 21, colorado, de 514 kilos. Turno de José Tomás. Runrún y expectación. Muy bonito este toro, al que recibe rodilla en tierra. Lo desarma. Al darle un delantal clava los pitones en la arena. En varas también flojea. Pañuelo verde. Va a salir el sobrero.

Leonardo Hernández
Leonardo Hernández- Heras

Primer toro

Sale el primer toro, de Luis Terrón, Aldeano, número 73, negro, de 452 kilos. Mansea mucho. Leonardo Hernández, muy dispuesto a caballo. Rejón contrario y trasero. Tarda en caer el toro. Saludos.

Paseíllo
Paseíllo- Heras
Los toros en los corrales
Los toros en los corrales- @torosvalladolid

Paseíllo

Con cartel de «No hay billetes», hacen el paseíllo Leonardo a caballo, José Tomás, de verde botella y oro, y Manzanares, de grana y oro.

Ambiente

No cabe un alfiler en la plaza. La expectación es máxima. El tirón de José Tomás no tiene parangón. Continúa la gente colocándose en sus localidades.

Sorteo

Esta mañana se enchiqueraron los seis toros que se lidiarán. Para rejones, saltarán al ruedo toros de Luis Terrón y para la lidia a pie de Núñez del Cuvillo.

Cartel

¡Buenas tardes! Bienvenidos a la tercera corrida de la Feria de la Virgen de San Lorenzo en Valladolid. Cartel estrella hoy con la presencia de José Tomás, en la que en principio es la última corrida de su temporada española, José María Manzanares y el rejoneador Leonardo Hernández.

ABC.ES ValladolidGuardado en: Cultura , Toros

Gran expectación en Valladolid desde por la mañana para la corrida de hoy, donde se anuncia José Tomás con José María Manzanares. Abre plaza el rejoneador Leonardo Hernández. En chiqueros aguardan seis toros, dos de Luis Terrón para rejones y cuatro de Núñez del Cuvillo para la lidia a pie.

Este es el orden de lidia:

1. Aldeano, número 73, negro, de 452 kilos, nacido en 05/12 para Leonardo Hernández.

2. Marcado, número 21, colorado, de 514 kilos, nacido en 09/11 para José Tomás.

3. Aguaclaro, número 69, colorado, de 487 kilos, nacido en 09/11 para Manzanares.

4. Aldeano, número 28, negro, de 464 kilos, nacido en 05/12 para Leonardo Hernández.

5. Marcado, número 128, castaño, de 531 kilos, nacido en 09/11 para José Tomás.

6. Aguilito, número 24, negro mulato, de 526 kilos, nacido en 10/11 para José María Manzanares.

Los sobreros para rejones son:

1. Jabalinito, número 69, negro, de 487 kilos, nacido en 03/12, de Terrón.

2.- Banderillo, número 3, negro, de 514 kilos, nacido en 09/12, de Capea.

Los remiendos para la lidia a pie son los dos de Cuvillo:

1.- Farfonillo, número 169, negro, de 499 kilos.

2.- Humoso, número 98, negro, de 474 kilos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios