Cultura - Toros

Feria del Pilar: la tarde olía a cloroformo

Cornada grave a Javier Jiménez; Fandiño y Limón también acaban en la enfermería

Joselito Adame corta la única oreja a la desigual corrida de Fuente Ymbro

Javier Jiménez, en el momento de la cornada
Javier Jiménez, en el momento de la cornada
ÁNGEL G. ABAD ZaragozaGuardado en: Cultura , Toros

La tarde, a partir del tercer toro, tomó un fuerte olor a cloroformo. Tres toreros a manos del doctor Val-Carreres, que tuvo que emplearse a fondo para sacar adelante a los heridos. Como un parte de guerra salían las noticias de la enfermería. Grave Javier Jiménez, herido en la cara interna del muslo derecho, y fuertes también las cornadas del banderillero Rafael Limón y de Iván Fandiño. Preocupación entre las cuadrillas que iban recibiendo con caras serias lo poco que se colaba de lo que pasaba puertas adentro del quirófano.

Tensión, mucha tensión a medida que avanzaba el festejo. La corrida de Fuente Ymbro fue muy desigual en las formas y también en lo que desarrolló en la arena. Y eso que tuvo un bravo ejemplar, el segundo, que se empleó en el caballo de Óscar Bernal y embistió con raza a la muleta de mexicano Joselito Adame, que le cortó una oreja. Una faena que comenzó por alto en las tablas y que dejó para el recuerdo un excelso trincherazo. A partir de ahí series con ambas manos un tanto aceleradas que tenían en los finales una explosión de alegría. La fulminante estocada al encuentro refrendó el trofeo.

Con el tercero comenzó el baile. El joven Javier Jiménez se mostró muy firme, citando muy puro, la planta quieta y pasándose siempre muy cerca las embestidas de un toro que, pese a su calidad, fue perdiendo gas hasta quedarse muy parado. Insistió el chaval y logró el reconocimiento del público, que esperó expectante la suerte suprema. Se volcó sobre el morrillo y un certero derrote le alcanzó por el muslo derecho. Sobrecogedora la imagen, que siguió con una angustiosa secuencia de hachazos en el suelo. Ahí quedó su presentación en La Misericordia.

El quinto, que fue muy protestado por escurrido, se tapaba por la cara. A la salida del segundo par de banderillas se lanzó como un obús sobre el peón Rafael Limón, de la cuadrilla de Jimenez, que estaba al quite. Un golpe seco que sonó a tragedia. Desmadejado se lo llevaron a los médicos, que le tuvieron que intervenir de una cornada en el temido triángulo de Scarpa. Con este toro, se vio a un Adame valeroso. Y van dos.

El tercero fue Iván Fandiño, que tuvo ayer en Zaragoza una actuación plena de compromiso, y que fue alcanzado al final de la faena del sexto, el que mató por Jiménez. Una prenda el castaño. Y entregado el torero que quería rematar en triunfo su buena tarde. La tarea parecía imposible. Se quedó quieto ante las oleadas y cabezazos hasta que llegó un pitonazo a la ingle derecha. Con la taleguilla destrozada y la sangre a la vista remató con dignidad. Con la misma que estuvo ante el noble y falto de fuerzas que lidió en primer lugar, y tan decidido como con el cuarto, que acabó parado y probón.

Un hondo suspiro de alivio se sintió en la plaza cuando arrastraron al sexto.

Á. G. A/ ABC.ES ZaragozaGuardado en: Cultura , Toros  Actualizar

Sexto toro

Sale el sexto, Flamante, castaño., de 519 kilos. Iván Fandiño brinda al herido Jiménez, a través de su cuadrilla. Entrega del torero de Orduña con el sexto, que embestía con feo estilo a cabezazos. En una oleada se lo lleva por delante, le rompe la taleguilla. Lo hiere, aunque parece superficial. Insiste el torero en una tarea imposible. Dos pinchazos, estocada desprendida. Ovación. Pasa a la enfermería en una accidentada tarde con tres toreros heridos.

Quinto toro

Sale el quinto, Regatero, número 86, castaño, de 487 kilos. Se tapa por los pitones y es protestado, más aún cuando pierde las manos. Durante la lidia, en el tercio de banderillas, el peón Rafael Limón es cogido y sufre una cornada a la altura de la ingle. Es trasladado a la enfermería, con dos heridos. Adame está dispuesto ante las oleadas del fuenteymbro, siempre sin humillar. Estocada que asoma, estocada y descabello. Aviso. Ovación.

Jiménez es trasladado a la enfermería
Jiménez es trasladado a la enfermería- Fabián Simón

Enfermería

Las noticias que llegan de la enfermería son que Jiménez lleva una cornada profunda pero limpia con más de una trayectoria.

Cuarto toro

Sale el cuarto, Comisario, castaño oscuro, de 525 kilos. Fandiño estuvo muy decidido con el cuarto, parado y sin entrega. Estocada. Silencio.

Tercer toro

Sale Observador, negro listón, número 80, de 592 kilos. Javier Jiménez se muestra muy firme con un toro que fue a menos y acabó reservón. Al entrar a matar, de estocada trasera, es cogido de manera espantosa. Lo prende a la altura de la rodilla, por donde le mete el pitón, lo pisotea, hace por él en la arena. Dramática la escena. Se lo llevan a la enfermería y lo caza Fandiño de bajonazo.

Segundo toro

Joselito Adame corta una oreja al buen segundo, bravo en el caballo. Un excelso trincherazo sobresalió en el comienzo de una faena entusiasta, acelerada también. Explosivos los finales de las series y fulminante la estocada al encuentro.

Primer toro

Sale el primero, Flamante, número 92, castaño claro, de 505 kilos. Lo cuida en el caballo Fandiño. Quita por chicuelinas Adame y pierde las manos el toro, que no anda sobrado de fuerzas. Gran tercio de Iván García en banderillas. Iván Fandiño brinda al público. El toro tiene tanta bondad como invalidez. El vasco anduvo compuesto hasta ponerse pesado. Estocada. Pitos al toro y ovación al torero.

Paseíllo

Con menos de media entrada, hacen el paseíllo Fandiño, de vainilla y oro; Joselito Adame, de azul marino y oro; Javier Jiménez, de verde manzana y oro.

Sorteo

Esta mañana se sortearon los toros de Ricardo Gallardo.

Cartel

¡Buenas tardes! Bienvenidos a la tercera corrida de la Feria del Pilar. Se anuncian toros de Fuente Ymbro para Iván Fandiño, que reaparece tras la cornada sufrida hace poco más de una semana en Úbeda, Joselito Adame y Javier Jiménez.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios