Jesús Enrique Colombo. Foto: Paloma Aguilar
Jesús Enrique Colombo. Foto: Paloma Aguilar

Feria de Otoño: Colombo, en sazón para la alternativa

El venezolano hace lo más destacado en una deslucida novillada del Ventorrillo y Ochoa muestra sus buen estilo en su debut

MADRIDActualizado:

Abre los festejos continuados de la Feria de Otoño una novillada: dos diestros hispanoamericanos, Colombo y Valadez, que están ya a punto de tomar la alternativa, y el debut de un madrileño, Ochoa. Acuden más de dieciséis mil espectadores. El escaso juego de los novillos del Ventorrillo impide el triunfo. Colombo demuestra estar puestísimo, en sazón; Ochoa, mucho menos toreado, apunta buenas condiciones.

El venezolano Jesús Enrique Colombo es el triunfador indiscutible de la temporada española. En los dos se le ve muy preparado: banderillea conociendo los terrenos (seis pares distintos), sabe muy bien lo que hace, con capote y muleta. El primero es noble pero sin emoción alguna: estocada (ovación). En el quinto, que se queda debajo al tercer pase, hace el esfuerzo, pasa momentos de apuro, sufre un varetazo: pinchazo y estocada (saludos).

El mexicano Leo Valadez es un diestro variado, vistoso. El segundo flojea mucho; al tercer muletazo, va al suelo: no se valora lo que hace. (Pinchazo y estocada caída: silencio). Luce en zapopinas en el quinto, que saca genio. La faena se frustra y vuelve a matar mal (tres pinchazos, aviso, silencio).

Carlos Ochoa triunfó en Las Ventas sin caballos. Brinda el tercero a Rafael de Julia, su apoderado. Lo engancha por delante, acompaña con gusto las embestidas nobles pero flojas hasta que la res se echa. Prolonga sin necesidad. (Buena estocada: ovación). En el último, traza muletazos largos, lucidos, pero el novillo se apaga. (Estocada atravesada y descabello: ovación). Ha mostrado buen estilo y entrega.

Aunque el público ha estado frío, a Colombo se le ve sobrado, con los novillos; en sazón, para la alternativa. En El Pilar lo veremos.

MADRIDActualizado:Actualizar

Sexto novillo

Sale un serio Mosquito, número 40, castaño, de 492 kilos. Carlos Ochoa brinda al público. Este Mosquito transmite más, pero sin ser nada del otro jueves, falto de clase y fondo, tónica general del conjunto del Ventorrillo (el mejor fue el primero). Intenta hacer las cosas con sentido clásico y temple, con buenas y esperanzadoras maneras, aunque alarga demasiado. Sufre una voltereta sin consecuencias. Saludos.

Sexto novillo
Sexto novillo

Quinto novillo

Cazador, número 11, negro salpicado, de 480 kilos. Valadez quita por zapopinas. Dio distancia a derechas y aprovechó la inercia de un basto novillo que no terminó de entregarse y romper hacia delante, muy asperote. Hace un esfuerzo el mexicano. Sartenazo, pinchazo, otro, aviso, otro hondo. Silencio.

Quinto de la tarde
Quinto de la tarde

Cuarto novillo

Cominero, número 50, negro, de 508 kilos. A por todas desde la bienvenida por caleserinas. Variedad en banderillas, en los medios, al quiebro y de dentro a fuera. Gran ovación. Brinda al público, Cominero se le viene y se planta de rodillas. Lío, susto y no hay percance de milagro. Muy valiente toda la faena con un novillo nada fácil, sin clase, que se le vencía. Las bernadinas finales son de escalofrío. Pinchazo y estocada, con orgullo. Sufre un pitonazo en el brazo en el segundo encuentro. Saludos.

Cuarto novillo
Cuarto novillo

Tercer novillo

Ya está en le ruedo el tercero, Tornado, número 5, negro salpicado, de 502 kilos. Carlos Ochoa lo recibe con una larga cambiada de rodillas. Flojea y sale suelto este animal. Brinda a Rafael de Julia y liga a media altura una tanda diestra. Le baja luego la mano. A izquierdas es muy rebrincado. Noblote, pero sin fondo y fuerzas. Tanto que se echa mediada la labor. Le busca las vueltas, pero alquello no transmite y le piden que lo mate. Valiente se mete entre los pitones si recompensa. Estocada. Ovación.

Tercer novillo
Tercer novillo

Segundo novillo

Sale Cafetero, número 22, negro listón, de 510 kilos. Valadez gana terrerno en los lances del saludo y abrocha con una buena media. Pierde las manos el novillo y apenas lo pican. Tras el brindis, en la primera sreie, ya se pega medio volatín el animal que lo lastima más. Cafetero quiere embestir pero no puede y la faena nunca toma vuelo ante tal inválido. Pinchazo y estocada baja. Silencio.

Segundo novillo
Segundo novillo

Primer novillo

Nauseabundo I, número 20, negro bragado, de 494 kilos. El venezolano Colombo despierta la primera ovación tras el arriesgado tercer par de banderillas. Brinda al público y comienza con poder con estupendos doblones rodilla en tierra, rematados con unos de pecho. Aprovecha la nobleza del toro por el pitón derecho. Tras una con la zurda, con un personal pase de pecho, vuelve a la derecha, más abandonado. Muy puesto el venezolano, con mucho oficio y soltura, aunque la labor no transmite lo suficiente por la bondad de Nauseabundo. Acaba con la derecha sin ayuda. Está más que listo para dar el salto al escalafón de matadores. Estocada. Ovación.

Primer novillo
Primer novillo- Teseo

Paseíllo

Con dos tercios de entada, hacen el paseíllo Jesús Enrique Colombo, de azul marino y oro; Leo Valadez, de sangre de toro y oro, y Carlos Ochoa, de rosa y oro.

Sorteo

Esta mañana se sortearon los novillos de Ventorrillo que van a saltar al ruedo a partir de las seis de la tarde. Abrirá plaza Nauseabundo I dentro de un encierro cuyo peso oscila entre los 480 y los 510 kilos. Tornado es el nombre del astado con el que Ochoa debutará con caballos en Las Ventas.

Cartel

¡Buenas tardes! Bienvenidos a la novillada de la Feria de Otoño de Madrid, tercera del ciclo y primera del serial continuado, que se extiende hasta este domingo. Se anuncian reses del Ventorrillo para el venezolano Jesús Enrique Colombo, el mexicano Leo Valadez y el madrileño Carlos Ochoa. Un cartel internacional.

MADRIDActualizado:

Seis de El Ventorillo han sido sorteados para la novillada de la Feria de Otoño. Jesús Enrique Colombo, Leo Valadez y Carlos Ochoa, que se debuta en Madrid con caballos, harán el paseíllo a las 18 horas, y en ABC.es lo contaremos en directo.

Este es el orden de lidia:

1. Nauseabundo I, número 20, negro bragado, de 494 kilos (11/13).

2. Cafetero, número 22, negro listón, de 510 kilos (12/13).

3. Tornado, número 5, negro salpicado, de 502 kilos (3/14).

4. Cominero, número 50, negro, de 508 kilos (5/14).

5. Cazador, número 11, negro salpicado, de 480 kilos (3/14).

6. Mosquito, número 40, castaño, de 492 kilos (6/14).

El primer sobrero es de la ganadería titular (Nauseabundo II) y el segundo sobrero lleva el hierro de Santa Teresa (Montero).