CRISIS EN EL TEATRO

Junta y Ministerio suman fuerzas para contratar al gerente del Maestranza sin concurso

El Ayuntamiento se queda solo, porque su postura es elegirlo entre los finalistas y no dejar la convocatoria desierta

Fachada del Teatro de la Maestranza
Fachada del Teatro de la Maestranza - JESÚS SPÍNOLA
JESÚS MORILLO Sevilla - Actualizado: Guardado en: Cultura , Teatros

La elección de un nuevo gerente para el Teatro de la Maestranza, prevista inicialmente para antes del verano y después para septiembre, sigue sin concretarse a pesar de que todas las administraciones presentes en el consorcio del coliseo sevillano —Gobierno, Junta de Andalucía, Ayuntamiento y Diputación de Sevilla— son conscientes de la necesidad de nombrar de forma urgente un nuevo gestor económico, que acabe con la interinidad que atraviesa desde julio, cuando se cesó a Remedios Navarro y asumió la Consejería de Cultura las funciones de la gerencia, y que permita iniciar una labor de reequilibrio de las cuentas, que tienen una previsión de déficit de 2,7 millones de euros a final de año.

Sin embargo, el proceso para designar el nuevo gerente sigue atascado desde finales de septiembre, cuando se reunió la comisión de selección, formada por representantes de las cuatro administraciones, que debía resolver el segundo concurso público para su elección. Entonces, no consiguió tomar una decisión definitiva tras varias horas de debate. En aquella reunión estuvieron presentes la directora general del Inaem, Montserrat Iglesias; el secretario general de Cultura de la Junta, Eduardo Tamarit; el delegado municipal de Hábitat Urbano, Cultura y Deporte, Antonio Muñoz; y la diputada de Ciudadanía y Cultura de la Diputación, Rocío Sutil.

La principal discrepancia, según fuentes del consorcio, es que mientras los representantes del Ministerio y de la Consejería de Cultura abogan por dejar desierto el concurso, al entender que ninguno de los finalistas tiene suficiente perfil, y contratar directamente a un gerente, el Ayuntamiento quiere designarlo entre los finalistas de la convocatoria pública, con la idea de no retrasar más este proceso, iniciado ocho meses atrás desde el anuncio de la marcha de Navarro y con la convocatoria de dos concursos públicos para sustituirla, al entender que supone un desgaste para el propio teatro y la ciudad.

Esta actitud del Ayuntamiento, sin embargo, es la que, según estas fuentes, ha ralentizado el proceso, por cuanto ha impedido declarar desierta la convocatoria y abrir el proceso a finales de septiembre pasado para contratar de forma directa un nuevo responsable económico. En ese sentido, el Ministerio y la Consejería de Cultura consideran que de los tres finalistas del concurso público convocado el pasado julio solo uno de ellos tenía un perfil y un curriculum adecuado para afrontar con garantías la gestión del único teatro de ópera del Sur de España. Sin embargo, las administraciones no consiguieron llegar a un acuerdo con él, por lo que tras esta negativa, el Gobierno y la Junta entienden que debe quedar desierto el concurso.

Pero esta opción planteada por ambas administraciones ha contado con la negativa del Ayuntamiento de Sevilla, que es partidario de nombrar un gerente entre estos candidatos para cerrar ya la crisis que atraviesa el teatro, por cuanto el contrato del responsable económico tiene una duración de dos años revisable, así que el nombramiento podría ser revocado entonces si no cumpliera los objetivos.

Esta pretensión del Ayuntamiento, que contaría con el apoyo de una Diputación con un pie fuera del consorcio y que se adaptaría a lo que decida aquel, es la que, según estas fuentes, estaría ralentizando un proceso que no se reactivará, en principio, hasta el 16 de diciembre, cuando hay convocada una reunión del consejo rector del Teatro de la Maestranza, con la presencia de representantes de todas las administraciones.

La pretensión de Junta y Gobierno es declarar desierto el concurso el próximo 16 de diciembre, para lo cual es imprescindible un cambio en la posición del Ayuntamiento, algo que esperan posible, por cuanto creen que no hay un enfrentamiento entre administraciones sino que existe una voluntad de entendimiento. Si el Consistorio cambia de postura, ese consejo rector abriría el proceso administrativo de encomienda para la contratación directa de un nuevo gerente, con la pretensión de resolverlo con urgencia, aunque es difícil que pueda haber un responsable antes de fin de año

Tanto el Ministerio como la Junta estarían ya buscando candidatos que puedan afrontar con garantías una gestión económica que, entienden las mencionadas fuentes, mejore la realizada por la anterior gerente, a quien consideran responsable de los números rojos del teatro por no haber sabido adaptarse a las circunstancias económicas y recortes de la crisis.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios