Ainhoa Arteta entre el tenor Teodor Ilincai y el director Pedro Halffter
Ainhoa Arteta entre el tenor Teodor Ilincai y el director Pedro Halffter - JUAN FLORES
MAESTRANZA

Ainhoa Arteta protagoniza el debut de «Adriana Lecouvreur» en Sevilla

La ópera del compositor Alberto Cilea, que se estrena el 21 de mayo, lleva las intrigas políticas y amorosas del siglo XVIII al escenario del Maestranza

SEVILLAActualizado:

El próximo 21 de mayo se alzará el telón por primera vez en Sevilla para «Adriana Lecouvreur» una ópera de Francesco Cilea que se estrenó hace más de un siglo en el Teatro Lírico de Milán y que se representa en elTeatro de la Maestranza en una producción del Teatro San Carlo de Nápoles.

Este título verista de este contemporáneo de Giacomo Puccini llega al Teatro de la Maestranza, donde también podrá verse el 24, el 27 y el 30 de mayo, y el 2 de junio, con la soprano Ainhoa Arteta como protagonista, de un papel con el que asegura se siente «muy identificada» porque es el que mejor la define «emocionalmente».

La ópera, tal como recordó el director artístico del Teatro de la Maestranza y musical de esta producción, Pedro Halffter, se basa en hechos y personajes reales, en concreto, en la vida de Adriana Lecouvreur, actriz de la Comédie-Française, que se enfrentará a un destino trágico en medio de las intrigas políticas y amorosas del siglo XVIII.

Es una «ópera maravillosa» y de una «gran exigencia», destacó Halffter, que requiere en algunos momentos de 150 personas en escena y que contiene un ballet, además de una cuidada escenografía, que muestra el teatro dentro del teatro.

Este concepto tan dieciochesco, en palabras de la reponedora de la puesta en escena y movimientos coreográficos, Elisabetta Marini, lo adapta el libretista de este título, Arturo Colautti, «con mucha precisión» y esta producción, añade, «recoge ese concepto para mostrar lo que sucede en la escena del teatro y también entre las bambalinas».

El argumento de «Adriana Lecouvreur» lo relacionó el director artístico del Maestranza con el de «Las amistades peligrosas», la película que dirigió Stephen Frears en 1988, en el sentido en que la trama enfrenta a dos «mujeres, Adriana y la princesa de Bouillon, fuertes y valientes, que intentan ejercer el poder desde la posición en la que se encuentran y que terminan perdiendo la vida».

Sobre su personaje, la soprano guipuzcoana señaló que es «un caramelo», pues se ve «muy reflejada» en esta actriz para quien la vida es «el teatro y la comedia» y que, como añadió Marini, «solo busca la verdad» en un ambiente donde todos le mienten.

«Adriana se mete en el mundo de las intrigas de la corte y sale perdiendo, porque los artistas somos siempre el último eslabón», explicó Ainhoa Arteta, quien recordó que es la segunda vez que interpreta este papel, tras haberlo cantando en 2014 en la Ópera de Bilbao.

«Vocalmente habrá una gran diferencia entra la Adriana de hace cuatro años, porque mi voz está más consolidada y profunda, y tengo menos dudas técnicas. Lo interpreto a un nivel vocal con amplitud y que me da mucho margen para poder entregarme», comentó.

Junto a la soprano, un elenco que Ainhoa Arteta no dudó en calificar de «Champions Leage» y que tiene entre los principales papeles al barítono Luis Cansino (Michonnet), la mezzosoprano Knesia Dudnikova (Princesa de Bouillon) y el tenor Teodor Ilincai (Maurizio).

El tenor rumano destacó no solo que esta ópera es «una obra maestra», quizás menos conocida que otros títulos del repertorio verista, como «Cavalleria Rusticana» o «Pagliacci», «pero una vez que la has escuchado resulta inolvidable».

El reparto, mayoritariamente español, lo completan David Lagares, Josep Fadó, Pablo López, Manuel de Diego, Ismael Escalate, Nuria García-Arrés y Marifé Nogales.

En el foso estará la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS) y sobre el escenario el Coro de la A. de AA. del Teatro de la Maestranza, dirigido por Íñigo Sampil, además de una figuración de más de veinte personas y un cuerpo de ballet de casi una docena.