Cultura - Teatros

Russell Maliphant, el escultor del movimiento, presenta a su compañía en Madrid

Los teatros del Canal acogen el espectáculo «Conceal / Reveal», con la donostiarra Lucía Lacarra entre los solistas

Erik Mugzagaliyev, Lucía Lacarra y Marion Dino, en «Broken Fall»
Erik Mugzagaliyev, Lucía Lacarra y Marion Dino, en «Broken Fall» - ABC

Hace veinte años, el coreógrafo británico (aunque nacido en Canadá) Russell Maliphant creó su propia compañía. En su mochila estaba una sólida formación clásica y su trabajo al lado de coreógrafos como Michael Clark o Laurie Booth; añadía a ello estudios de anatomía, fisiología y biomecánica. Ese mismo año 1996 comenzó su trabajo conjunto con el iluminador Michael Hulls, al que considera parte fundamental de sus coreografías.

Maliphant (que visitó el Teatro Real hace nueve años de la mano de Sylvie Guillem) trae ahora a Madrid el espectáculo «Conceal / Reveal» («Ocultar / Revelar»), que incluye tres coreografías: «Piece Nº 43» -que interpretan Marlon Dino, Dana Fouras, Lucía Lacarra, Erik Murzagaliyev y Yu-Hsien Wu-, «boh, and», bailado por Dana Fouras, y «Broken Fall», una coreografía creada precisamente para Sylvie Guillem y que aquí interpretan Marlon Dino, Lucía Lacarra y Erik Mugzagaliyev. Las tres piezas cuentan con música de Mukul y Barry Adamson.

Para Maliphant, un auténtico escultor del movimiento, crear conjuntamente con el iluminador es algo natural; según él, la luz es parte fundamental del movimiento, y él no puede concebir el uno sin la otra. Rechaza las clasificaciones. «Soy conocido como un coreógrafo contemporáneo, pero mi preparación es clásica, y mi lenguaje se sitúa entre estos dos estilos», explica Maliphant.

El programa incluye «Broken fall», una de sus más celebradas coreografías: en 2003, año de su estreno, recibió el premio Laurence Olivier. «Una de las tradiciones del ballet clásico -dice el coreógrafo- es ver las obras como «Giselle», «El lago de los cisnes»... bailadas por distintos intérpretes. Yo presenté hace unos años “Broken fall” en el Ballet de la Ópera de Munich, y allí estaban Lucía y Marlon, y para esta visita a Madrid quise retomar la coreografia con ellos».

La bailarina donostiarra se refiere a Russell Maliphant como «un descubrimiento; para mí es algo completamente nuevo -yo, por ejemplo, no había bailado nunca descalza-, y eso para un bailarín con una larga carrera a sus espaldas es lo mejor que le puede ocurrir. Trabajar con él me ha cambiado mi vida artística; posee un lenguaje propio, a él lo que le importa no son los pasos, sino el camino que hay entre paso y paso». Marlon Dino añade que «Russell mezcla ballet clásico, danza contemporánea, yoga, capoeira... No pone barreras a tu cuerpo, y te enseña que no tiene límites». Dana Fouras conoce bien al coreógrafo -es su mujer- y volvió recientemente a la danza tras tener a sus dos hijos: «El trabajo con Russell es orgánico. No necesitamos hablar para entendernos».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios