Cultura - Teatros

Lloyd Webber carga contra la legislación británica en la presentación del musical «School of Rock»

El compositor se queja de las normas sobre la participación de los niños en las obras de teatro: «Parece que los mandemos a la mina»

Andrew Lloyd Webber
Andrew Lloyd Webber - Efe

«Parece que los enviemos a las minas». El compositor británico Andrew Lloyd Webber ha arremetido contra la legislación británica que regula la participación de los niños en el teatro. El autor de «El fantasma de la Ópera» o «Jesucristo Superstar» ha formulado esta queja durante la presentación en Londres de su nuevo musical, «School of Rock», que llegará en octubre a la capital británica tras su estreno, el pasado año, en Nueva York.

La legislación británica en esta materia limita el número de funciones a la semana que pueden hacer los menores. En «School of Rock» -musical basado en la película que protagonizó Jack Black- intervienen trece niños, que además tocan un instrumento en escena.

Lloyd Webber se ha quejado de que ha sido necesario el triple de trabajo -tanto en los castings como en los ensayos- que en la producción neoyorquina, ya que en Londres habrá treinta y nueve niños -frente a los trece que había en Broadway- para interpretar las ocho funciones semanales del musical. «Creo que existe la sensación de que estamos enviando a los niños a la mina», dijo el músico.

Reconoció Lloyd Webber sin embargo que estaba encantado con la posibilidad de tener tres repartos diferentes. «Es maravilloso sentir que todos ellos tienen su oportunidad».

También tuvo el compositor palabras críticas para los productores que han elevado los precios por presentar grandes espectáculos en teatros de menor aforo. Dijo Lloyd Webber que en Nueva York tuvo la ocasión de llevar «School of Rock» a un teatro menor que el que acogió el estreno, el Winter Garden, y encarecer los precios, pero que prefería mantener más accesible el musical.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios