Tom Hardy y Alex Kapranos, paseando por el barrio de Las Letras
Tom Hardy y Alex Kapranos, paseando por el barrio de Las Letras - De San Bernardo

Franz Ferdinand: «Los cambios nos han rejuvenecido tanto que hemos hecho nuestro segundo primer disco»

Tras la marcha de Nick McCarthy, el grupo escocés presenta su nuevo trabajo, «Always Ascending»

MadridActualizado:

Franz Ferdinand es algo más que un simple grupo de pop en Escocia; es un icono cultural, un nombre respetado cuyas opiniones siempre tienen eco en la prensa. Por eso, su posicionamiento a favor de la independencia tuvo una fuerte repercusión mediática que, si bien no consiguió convencer a los votantes suficientes para que ganara el «sí» en el referendum de 2014, abrió un fuerte debate en la escena musical escocesa.

Mientras, en el seno del grupo también se estaba gestando un movimiento secesionista. Su carismático guitarrista y miembro fundador Nick McCarthy llevaba un tiempo pensando en separarse del grupo para dedicarse a su familia y a componer música en solitario, alejado del frenesí de Franz Ferdinand, y en julio de 2016 hizo efectiva su marcha, dejando a muchos fans decepcionados, e incluso algo preocupados. «Fue un momento algo extraño, mucha gente pensaba que el instinto creativo del grupo se resentiría, pero el cambio nos ha sentado magníficamente bien, nos ha rejuvenecido», asegura el cantante y guitarrista Alex Kapranos, en una entrevista con ABC en el centro de Madrid. «Nos ha devuelto la concentración, la inspiración, y nos ha impulsado a grabar nuestro mejor disco en años; un disco humano, emocionante, que recupera algo del espíritu de nuestros comienzos, pero no para ir hacia a atrás sino para mostrar lo que va a ser el futuro de Franz Ferdinand».

Futurista

Kapranos se refiere a «Always Ascending», quinto disco del grupo (publicado el pasado viernes), que estarán presentando en directo en nuestro país el próximo verano, en el Vida Festival de VIlanova i la Geltrú (del 28 de junio al 1 de julio) y el Mad Cool de Madrid (del 12 al 14 de julio). «Ya hemos tocado ocho canciones en concierto, y la reacción del público ha sido increíble incluso con las más lentas, que siempre son más arriesgadas de tocar cuando nadie las conoce», asegura su compañero Bob Hardy (bajista). «Sí, tenemos la sensación de que los fans han entendido ese concepto de música futurista», continúa Kapranos. «Compuse las canciones del disco en 2016 pensando en cómo me gustaría que sonara Franz Ferdinand en 2018, y para conseguirlo tuve que echarle mucha, mucha imaginación. Eso es lo que quiero que transmita este disco por encima de todo, imaginación».

En «Always Ascending» la banda retoma su faceta más bailable y también arriesga con estructuras complejas, tal como hizo en aquel debut epónimo de 2004 que convirtió a Franz Ferdinand en uno de los nombres más populares del pop internacional. «Yo creo que los cambios nos han rejuvenecido tanto que ha sido como hacer nuestro segundo primer disco, ¿no?», dice Harding buscando a su socio con la mirada «¡Sí! Me encanta es descripción, es perfecta», exclama Kapranos. «No sólo por la forma de trabajar las canciones, también por la ilusión que hemos sentido como grupo renovado, al irse McCarthy y entrar dos nuevos músicos. Dino Bardot (guitarra) y Julian Corrie (teclista) nos han inyectado mucha energía, y con su apoyo hemos logrado hacer una gran música de baile pero tocada por humanos, no por máquinas. Nos apetece llevarle la contraria a lo que impera en estos tiempos. Queremos sacar el rock’n’roll que llevamos en la sangre y hacerlo explotar».

Aunque no han parado de girar por todo el mundo, la maquinaria discográfica de Franz Ferdinand llevaba cinco años detenida en seco tras un «Right Thoughts, Right Words, Right Action» que no tuvo muy buena acogida. «Estábamos llegando al final de una etapa, en la que ya nos olíamos que Nick iba a dejar la banda», se excusa Kapranos, que no obstante asegura estar «muy orgulloso de aquel álbum» a pesar de que siente «como si hubieran pasado un millón de años» desde su grabación. «Se me hace incluso raro hablar sobre esa etapa del grupo. Es como estar en la universidad y hablar del colegio. Eso ya pasó».

Un regalo del cielo

«Siendo sinceros, la marcha de Nick fue un regalo del cielo», asevera Hardy. «Sí, y no queremos que se entienda mal, o que parezca una frase dura sobre nuestro viejo compañero», aclara Kapranos. «Cuando nos anunció que lo dejaba, él mismo nos dijo «chicos, ahora podréis hacer lo que queráis sin tener que aguantar a este pesado».

Kapranos sabe que antes de terminar la entrevista va a tener que dar su opinión sobre la actualidad catalana, especialmente después de que el 1 de octubre tuitease la frase «No estoy muy convencido de que un disturbio policial sea la solución». Así que tiene su respuesta bien preparada. Pero sorprendentemente, este ferviente defensor del «derecho de autodeterminación de los pueblos» no parece tenerlo del todo claro en este caso. «No me atrevo a opinar sobre Cataluña», responde con rapidez. «Es una situación política realmente compleja, distinta a la de Escocia. Decir algo al respecto sin conocer la problemática a fondo sería demasiado aventurado».

En cambio, sí es claro y meridiano respecto al Brexit. «Fue una completa cagada, una irresponsabilidad, una pataleta de niño pequeño», afirma con seriedad. «Nosotros firmamos un manifiesto por la permanencia junto a muchos otros artistas escoceses, pero se ve que todo lo que apoyamos va en contra de lo que quiere la gente, ¡jajaja!».