Cultura - Teatros

«¿Qué escogerías, cien mil euros ahora o un millón dentro de diez años?»

Se estrena «El test», una obra de Jordi Vallejo interpretada por Luis Merlo, Maru Valdivielso, Antonio Molero e Itziar Atienza

Luis Merlo, Itziar Atienza, Antonio Molero y Maru Valdivielso
Luis Merlo, Itziar Atienza, Antonio Molero y Maru Valdivielso - ABC

«La pregunta es muy simple: ¿qué escogerías, cien mil euros ahora o un millón dentro de diez años?» Así comienza «El test», la ópera prima de Jordi Vallejo -curtido como guionista de televisión-, que llega hoy en el teatro Cofidis-Alcázar después de haberse estrenado en Bilbao. Dirige la función Alberto Castrillo-Ferrer, con Luis Merlo, Maru Valdivielso, Antonio Molero e Itziar Atienza como intérpretes.

La «simple» pregunta es el detonante que desata las situaciones de esta comedia-polvorín que tiene, según Luis Merlo, «un aroma a Yasmina Reza; es un teatro muy contemporáneo, de relaciones». «Es una comedia con personajes a los que se les puede exprimir el jugo -añade Maru Valdivielso, que vuelve al género después de muchos años sin transitarlo-; y es una comedia de actores».

Fe en el futuro

«Durante los ensayos he planteado la pregunta muchas veces -desvela Merlo-, y es curioso comprobar el tipo de gente que elegiría una u otra opción. Pero las respuestas -también las de la gente que ha visto ya la función, que se las ha hecho al salir del teatro- definen, desgraciadamente, dónde hemos situado a nuestra sociedad. Y hay muy poca fe en el futuro. Casi todo el mundo prefiere los cien mil: más vale pájaro en mano que ciento volando».

«El test» -analiza Luis Merlo- «tiene cosas patentes, pero también latencias. La musa de la historia es Paula, el personaje de Laura, y hay una serie de conflictos que parece que se van a soltar pero luego se recogen, porque no son políticamente correctos. Yo no recuerdo haber vivido ni como actor ni como espectador tantas manifestaciones de sorpresa en el público. Me han hecho llorar, me han hecho reír, pero nunca me han sorprendido hasta el “¡oh!” tanto como he visto que provoca esta función con sus giros argumentales».

Sorpresas

«Es algo que yo tampoco había vivido -sigue Maru Valdivielso-, y como actor te coloca en otro sitio, que no sabría explicar cuál es, porque para mí es toda una sorpresa. Esa reacción del público, tan maravillosamente infantil y en una época en que la gente ya no se asombra por nada, ante una historia contada de un modo tan natural, es algo verdaderamente mágico».

Luis Merlo apunta una de las claves de la comedia al tiempo que elogia a su compañera de reparto: «Maru sale al escenario a vivir; pero no es una decisión premeditada. Y eso la convierte en una de las actrices más libres con las que yo he trabajado. Salir a vivir al escenario es una de las cosas más difíciles, porque normalmente salimos a hacer; y ella es capaz cada día de desmemoriarse y salir de nuevo a vivir».

Cuarteto de solistas

Luis Merlo habla siempre de su abuelo, Ismael Merlo, como su referente. Y él hablaba, recuerda el actor, de «la difícil facilidad», de algo que es muy sencillo pero nada simple. Y en esta obra los cuatro matamos por comunicarnos entre nosotros, y siendo un cuarteto tenemos la sensación, por la reacción del público, de ser solistas; la participación de cada uno -por la reacción del público, no por sus risas, que yo estoy acostumbrado a incorporarlas como un personaje más- es mucho mayor que en otras obras». Y es que, y vuelve a citar a su abuelo, «si nosotros no nos divertimos o no nos comunicamos, el público lo nota».

Consigue tus entradas con descuento en Oferplan.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios