El escritor Bernardo Atxaga (i) y el director artístico del Teatro Arriaga, Calixto Bieito
El escritor Bernardo Atxaga (i) y el director artístico del Teatro Arriaga, Calixto Bieito - EFE

Calixto Bieito evita la polémica en torno al descarte de la bandera española en «Carmen»

«Ahora estoy en Obabakoak», asevera el director de escena burgalés

BilbaoActualizado:

El director de escena Calixto Bieito ha declinado referirse a la polémica surgida a raíz de la supresión de la bandera española en su montaje de «Carmen», que se estrena mañana en el Teatro Real de Madrid. «Ahora estoy en Obabakoak», ha manifestado el burgalés, que este martes ha presentado en Bilbao la adaptación teatral de la novela de Bernargo Atxaga.

Ayer, el presidente del Teatro Real, Gregorio Marañón, explicó que «Carmen», de Georges Bizet, había sufrido algunos «ajustes» a petición del propio Bieito para evitar herir sensibilidades con algunas escenas en las que la enseña española iba a ser utilizada como trapo o toalla. En este sentido, alegó que el uso de las banderas nacionales «tiene una cierta actualidad», en alusión a la crisis catalana, lo cual les llevó a mantener «conversaciones profesionales al respecto».

La institución había anunciado previamente que «Carmen» no iba a incluir ninguna escena «vejatoria» después de que José Manuel García-Margallo, exministro de Asuntos Exteriores, presentara una pregunta parlamentaria por el uso que se le había dado a la bandera el pasado mes de abril durante su presentación en París.

«Poema sinfónico-visual»

En lo que respecta a su nuevo proyecto, Bieito ha definido «Obabakoak» como un «poema sinfónico-visual» para once voces «en el que no se ha incluido ninguna palabra que no sea de su autor». Se trata, ha añadido, de una «novela total» en cuyo interior «se encuentra todo, reflexiones y pensamientos sobre todo, paisajes humanos que abarcan todo».

«Me he acercado a la novela con modestia y con ambición, sabiendo que es imposible explicar todo lo que está dentro de esta obra», ha subrayado Bieito, que en su obra ha seleccionados fragmentos y «combinado tradición oral y visual». Sobre el proceso de adaptación teatral, el también director artístico del Arriaga de Bilbao ha destacado que ha estado «imbuido por el aura de Bernardo» e incluso ha «dormido muchas noches con él».

El montaje se estrenará en el Teatro Arriaga el próximo 18 de octubre en euskera y el 23 de noviembre en castellano.