Àlex Rigola dimite como director de los Teatros del Canal de Madrid por la actuación policial el 1-O

El dramaturgo afirma en un comunicado que renuncia a su cargo por «la brutal violencia ejercida el pasado domingo 1 de octubre a los ciudadanos catalanes, ordenada por el mismo partido que gobierna la Comunidad de Madrid»

Actualizado:

«La brutal violencia ejercida el pasado domingo 1 de octubre a los ciudadanos catalanes, ordenada por el mismo partido que gobierna la Comunidad de Madrid y la defensa de estos hechos, hacen que haya presentado mi dimisión como director artístico de los teatros del Canal». Así justificaba Álex Rigola su decisión de dejar, apenas un año y tres meses después de su nombramiento el cargo en este espacio.

Rigola añade que «no soy independentista ni estaba a favor del referéndum» y justifica su marcha en que «necesito hacer todo lo que pueda para mostrar mi total repulsa a los actos violentos que llegan del Gobierno del Estado». «No vale -sigue- mantener un discurso en la escena y después no aplicarlo en la calle». Y concluye que «éste es mi pequeño acto a lo bonzo. He llorado y me queda todavía mucho por llorar».

El gran valedor de Àlex Rigola en la Comunidad de Madrid, Jaime de los Santos -recientemente nombrado consejero-, se confesaba ayer triste y sorprendido. A él le dedicaba Rigola palabras muy elogiosas: «Te quiero, Jaime de los Santos. Pocas veces uno se encuentra a un político tan interesado, con esa capacidad de trabajo y con tanta sensibilidad por la cultura como tú». De los Santos dijo ayer a ABC que respetaba la decisión del director catalán, «que es un gran gestor y un gran director artístico, y en la Comunidad de Madrid queremos que los mejores estén con nosotros».

Preguntado sobre si entendía la decisión de Rigola, el consejero respondió que «no soy nadie para entenderla. La respeto y la lamento». Y contó De los Santos que fue el propio Rigola quien le ofreció, «por la sintonía que había habido entre nosotros todo este tiempo, seguir un tiempo para poder cerrar la temporada 2018-2019». Esta «dimisión diferida» ha generado varias críticas, ya que, razonan algunas voces, la temporada 2017-18, programada por Rigola, no ha hecho sino empezar, con lo cual el próximo director de los teatros del Canal tendría tiempo de diseñar la siguiente temporada. «Parte de ella ya está avanzada», justifica el consejero de Cultura de la Comunidad madrileña. «Se ha comprometido además a poner todo de su parte para que la transición sea lo más sencilla posible».

Jaime de los Santos está convencido de la validez del proyecto de los teatros del Canal. «La dirección colegiada funciona perfectamente, y cuando llegue el momento buscaremos un director artístico». Y no mirarán su procedencia; podría ser un catalán. «Buscaremos que sea el mejor para que los teatros del Canal siga siendo un espacio de excelencia cultural, porque en la Comunidad estamos convencidos de que la cultura es uno de los sustentos de la sociedad, y que sirve para tender puentes y crear un lugar de consenso».