Cultura

Pasión Vega: «La música no debe perder su faceta de compromiso»

La artista llega el sábado al Auditorio junto a la israelí Noa, dentro de la gira «Mediterráneas» en la que desgranan sus mejores temas para cantar a la libertad

Pasión Vega y Noa actuando en Córdoba
Pasión Vega y Noa actuando en Córdoba - ALVARO CARMONA
FERNANDO RODRÍGUEZ MURUBE Sevilla - Actualizado: Guardado en: Cultura

Dos voces, dos maneras de sentir e interpretar que mañana se harán una sobre el escenario del auditorio Rocío Jurado. Las de Noa y Pasión Vega. Dos artistas que han decidido hacer una gira de doce conciertos bajo el nombre de «Mediterráneas», a través de los cuales hacen un recorrido por sus temas más relevantes para «hacer un canto a la libertad». Horas antes de su concierto en la capital hispalense, Pasión Vega avanza algunos detalles del espectáculo que comparte con la cantante israelí.

-¿Qué se quiere reivindicar con esta gira?

-Ambas pensamos que la música, más allá del entretenimiento, no debe perder su faceta de compromiso y mensaje. Más que una gira se trata de unos encuentros con un leitmotiv. Entendemos que a través de la música y el diálogo se puede conseguir la paz. La gente del Mediterráneo siempre hemos sido un pueblo, no podemos estar divididos, sino remar en la misma barca.

-Noa siempre ha destacado como una artista muy comprometida.

-Pese a las presiones políticas y religiosas que ha recibido durante su carrera, Noa siempre se ha mantenido firme y ha cantado por y para la libertad. Ha cantado ante el Papa, con una artista palestina en Eurovisión, con Sting… Todo lo que ha hecho siempre ha sido puro compromiso, y para mí es un honor poder sentirnos libres de cantar lo que nos apetece, sobre todo aquello en lo que coincidimos. Elegimos el repertorio de una manera muy hermosa.

-¿Qué le espera mañana al público sevillano?

-Va a disfrutar de muchas sorpresas, porque hay una parte importante del repertorio que se hace únicamente para este espectáculo. Hacemos guiños a nuestros inicios, habrá copla y canción sefardí, ritmos griegos, canción napolitana, aromas musicales marroquíes. Toda esa mezcla de civilizaciones, cultural y musical que se ha ido dando durante siglos en el Mediterráneo queda reflejada en nuestro concierto. Además, hay temas muy moviditos que harán bailar al público. Noa es una artista muy enérgica y rítmica, hasta el cuerpo le suena, y yo también me animo.

-¿Cómo se define este concierto a nivel musical?

-Durante el concierto vamos coloreando musicalmente muchos de los ritmos del Mediterráneo con todas las influencias que ambas hemos ido adquiriendo a lo largo de nuestras respectivas carreras. Cantamos temas que abundan en nuestros puntos de conexión. Por ejemplo, hacemos alguna cosa de Sabina y de Serrat. Es un espectáculo cargado de sonidos muy diferentes, en el que tienen cabida guitarra española, piano, violín, instrumentos medievales y muchísima percusión. Es un coctel maravilloso interpretado por una formación musical muy original y de muchísima calidad.

-Se percibe muy buena sintonía entre vosotras, algo que a buen seguro se refleja sobre el escenario

-Se ha forjado una amistad muy bonita. Somos muy diferentes y con caracteres muy distintos, porque aunque las dos seamos mediterráneas y tengamos muchos puntos en común, hemos nacido y crecido en lugares muy diferentes y eso te marca. No obstante, hemos sabido respetar nuestros espacios, querernos como somos, valorarnos y admirarnos. Más que competir, se trata de compartir.

-En este caso, no sería descabellado pensar que con esta gira no termina vuestra historia artística en común.

-Estoy convencida de que seguiremos colaborando y haciendo cosas juntas. No descartamos volver a Israel o incluso llevar el espectáculo a otros países. En cualquier, caso esto sería más adelante, porque yo en cuanto termine con esta gira empiezo inmediatamente con la promoción de mi nuevo disco, «40 quilates», que saldrá a la venta el próximo 3 de noviembre.

Toda la actualidad en portada

comentarios