Paoli Taviani, en el centro de la imagen
Paoli Taviani, en el centro de la imagen - ROCÍO RUZ
SEFF

Paolo Taviani: «Dirigiré hasta que el cuerpo aguante»

El cineasta italiano recibe, junto a su hermano Vittorio, el Giraldillo de Honor del Festival de Cine Europeo de Sevilla

SEVILLAActualizado:

El director italiano Paolo Taviani acudió este viernes al Festival de Cine Europeo de Sevilla (SEFF) para recibir esta noche el Giraldillo de Honor durante una gala en el Teatro Lope de Vega por una filmografía, firmada junto a su hermano Vittorio -que no pudo acudir al certamen-, que ha convertido a esta sociedad fraternal en una de las más aclamadas del cine italiano del último medio siglo.

Con 55 años de profesión y a los 86 años de edad, el realizador italiano acudía también al festival a presentar el estreno en España de su nueva película, «Una questione privata», en la que por primera vez asume la dirección en solitario, aunque su hermano Vittorio ha colaborado en el guión.

Una película basada en una novela de Beppe Fenoglio, una autor que, como confesó Taviani, querían adaptar desde hacía tiempo, por cuanto es «el único escritor épico» en la Italia del siglo XX y uno de los «grandes autores europeos» de ese siglo.

Fenoglio es conocido como el «escritor de la resistencia», por cuanto había sido partisano en la II Guerra Mundial y había luchado contra los fascistas. De hecho, «Une questione privata» está ambientada en las montañas del Piamonte en la II Guerra Mundial y protagonizada por un partisano, aunque la película es, sobre todo, «una historia de amor».

«Una historia de la resistencia sí es, pero sobre todo es una historia de amor, de la locura del amor, ya que por culpa del amor que siente hacia una muchacha, el protagonista se olvida de las razones que le llevaron a la montaña y se olvida de la resistencia por esta mujer que lo ha traicionado con su mejor amigo», explicó Paolo Taviani.

Preguntado por si hay alguna diferencia a la hora de hacer cine cuando empezaron a ahora que tiene 86 años, el realizador italiano ironizó asegurando que «me estoy entrenando para seguir a los Oliveira», dijo en referencia al director portugués Manoel de Oliveira que estuvo dirigiendo hasta más allá de los cien años.

«Dirigir es un trabajo, un oficio. Si me jubilo, qué hago, ¿leo? ¿veo películas?, ya he leído y visto muchas. Me gusta mi trabajo, me gusta dirigir y lo haré hasta que el cuerpo aguante. El plató es mi ambiente natural», explicó Paolo Taviani.

En ese sentido, añadió que respecto a sus inicios «no cambia nada. Cuando uno es viejo tiene que demostrarse a sí mismo que está vivo y que logra comprender es fragmento de la realidad que tiene delante». Además, recordó que Verdi escribió «Falstaff» con ochenta y cinco años, descubriendo «una nueva manera de hacer música».

Paolo Taviani es la segunda vez que acude al Festival de Cine Europeo de Sevilla, ya que estuvo en la ciudad en 2007, época en la que dirigía el certamen Manuel Grosso. Entonces inauguró el certamen con «El destinio de Nunik», una película sobre el genocidio armenio protagonizada por Paz Vega.