Cultura

María Pagés: «Mi Carmen quiere darle voz a las mujeres»

Este miércoles presenta en el teatro de la Maestranza, «Yo Carmen o el contrapunto del mito», una revindicación de la mujer frente al mito masculino de Carmen

María Pagés, este martes en Sevilla
María Pagés, este martes en Sevilla - ROCÍO RUZ
MARTA CARRASCO Sevilla - Actualizado: Guardado en:

María Pagés es una habitual de la Bienal de Flamenco de Sevilla. Desde su primera participación, como concursante del Certamen de Jóvenes de Baile en 1988 que por cierto no ganó (ironías del destino), hasta este año 2016, muchas han sido sus participaciones en la Bienal, tantas, que la misma bailaora confiesa que, «la Bienal forma parte de mi vida. Es mi casa».

Este miércoles presenta en el teatro de la Maestranza, «Yo Carmen o el contrapunto del mito», una revindicación de la mujer frente al mito masculino de Carmen. La obra, estrenada el 3 de octubre de 2014 en Valladolid, guarda un pequeño secreto, según relata la propia artista. «Cuando estrené en la pasada Bienal 'Siete golpes y un camino', lo hice para relatar mi propia historia en la Bienal, y mi camino hasta ese momento. Fue un espectáculo que sólo se hizo aquí en Sevilla, y era el recorrido de los siete últimos años. En aquel momento yo estaba con los ensayos de 'Yo Carmen' y los de la Bienal, entusiasmada con ese trabajo que reflejaba mi propia historia que está tan ligada a la Bienal de Sevilla. Y por eso, como la Bienal es mi casa, quise poner un pequeño fragmento de dónde estaba en ese momento, y puse una escena de 'Yo Carmen en un entorno de ensayo. Para mí fue un gesto hacia la Bienal. No lo había hecho nunca, y no sueles hacer algo así de una obra que no has estrenado, pero quise tener esa deferencia con la Bienal, tenía que contar lo que estaba haciendo en ese momento, y que iba a estrenar al poco tiempo. No puedo no enseñarlo, pensé. Y cuando se estrene 'Yo Carmen', se va a ver».

María Pagés confiesa que, a pesar de recorrer cada año el mundo, «venir a Sevilla es especial, no sólo porque es mi tierra, sino porque me siento tan ligada a la historia de este festival, que las cosas van más allá. Aquí es donde mejor y más me conocen, donde he mostrado mi vida y mi evolución».

«De la luna al viento» fue su primer gran trabajo en la Bienal de Sevilla y su estreno en el mismo teatro de la Maestranza en 1994, supuso su gran despegue artístico y coreográfico. Ahora llega con un mito universal, «Carmen», «mi Carmen no es la de la mirada masculina. He querido dar voz a la mujer. La obra Carmen es producto de la fantasía de los románticos franceses, es decir, de hombres, pero no, aquí en esta Carmen, es ella la que cuenta su propia historia».

Para la bailaora, esta Carmen es más sevillana, más real, «porque al hacerla he pensado en mi tita Carmen, en mi amiga Carmen del colegio o en mi vecina Carmen». Para componer el personaje María Pagés se entrevistó con muchas mujeres. «Aprovechando mis giras he podido hablar con mujeres desde Australia a Moscú, pasando por Bélgica y Japón. Quería llegar a una conclusión: que entre las mujeres hay una voz común. Esa Carmen sevillana es una mujer universal que siente como todas las mujeres los mismos deseos y necesidades, las mismas reinvidicaciones, con variantes culturales, pero ni siquiera a veces es tan diferente. Es curioso, el resultado de estas conversaciones es que en la mayoría de los casos, coincidíamos».

A lo largo de las giras de «Carmen», también le ha ocurrido que algunas mujeres le cuentan cómo se han sentido identificadas con el personaje. «Me han enviado cosas preciosas, reflexiones de mujeres que han venido a ver el espectáculo. Hay algo que nos hace iguales sin importar la edad, sin importar la cultura. Siento el flamenco y es parte de mí, me dijo una mujer china. Me llama mucho la atención cómo entienden el mensaje, esto es lo fundamental, porque si no es así, ¿a qué estamos aquí? Ese anhelo de estar situadas en un nivel equilibrado con respecto al hombre, eso se refleja en todo el mundo, y aún no está conseguido», afirma María Pagés.

La bailaora incluye también en este montaje poemas propios, así como de María Zambrano, Widdad Benmoussa, Akiko Yosano, Marguerite Yourcenar, Margaret Atwood, Belén Reyes, y El Arbi El Harti.

La obra cuenta con un elenco de siete bailaoras, así como Ana Ramón y Loreto de Diego al cante, y a la guitarra con Rubén Levaniegos y José Antonio Carrillo «Fyty» y la percusión de Chema Uriarte.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios