Una sala del Nervión Plaza llena durante la celebración del festival
Una sala del Nervión Plaza llena durante la celebración del festival - ABC
FESTIVAL

El Festival de Cine de Sevilla supera su récord y alcanza los 75.000 espectadores

Su director, José Luis Cienfuegos, mantiene que esta edición demuestra que la fórmula y criterios en que se basa el certamen «funcionan»

SEVILLAActualizado:

El Festival de Cine Europeo de Sevilla «se consolida» dentro de la programación cultural de otoño en la ciudad, con 75.000 espectadores registrados en su XIV edición, con una programación de cine de autor europeo que «ha crecido» y que ofrece una visión de la capital andaluza más «vanguardista y diversa», según aseguraron ayer sus organizadores.

El número de espectadores ha crecido en 5.000 respecto a 2016, mientras que la recaudación de este año alcanza los 121.500 euros, informó ayer el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz.

El festival, celebrado del 3 al 11 de noviembre, registró un aumento del 6,41% de público del festival, que confirma la trayectoria ascendente que se mantiene año a año, con un 32% más respecto a 2012.

Además, el 90% de las películas en competición ha contado con la presencia de directores, productores o protagonistas, lo que para Muñoz significa que el Festival «se hace mayor» y sus principales valedores quieren estar en él apoyando sus filmes.

Además, el delegado destacó la apuesta por nuevos públicos, ya que hubo más de 26.000 niños vinculados al festival «de una manera u otra» a través de «Europa Junior» y «el mejor legado es crear nuevos cinéfilos que se conviertan en adictos».

En total se han proyectado 466 películas, con más de 450 invitados y más de trescientos medios de comunicación acreditados.

El director del Festival, José Luis Cienfuegos, subrayó que el evento «ha crecido» y que el festival «es grande pero cercano», aunque las cifras les están dando ya «un poquito de vértigo».

Además, indicó que este era un año «de muchos retos», que se afrontaba además con un cambio del 70% en el equipo del festival, pero los datos positivos reflejan que la fórmula «funciona» y que los criterios en los que se basa «funcionan».

Como retos de futuro, los organizadores han señalado profundizar en la mercadotecnia fuera de Sevilla, para trasladar la imagen de una ciudad vinculada al cine de autor. En esta edición, la película portuguesa «A Fábrica de Nada», de Pedro Pinho, se hizo con el Giraldillo de Oro.