Cultura

Chiqui Cienfuegos: «La música que me duele y me motiva es la de Andalucía»

El pianista sevillano estrena su nuevo trabajo «Crisis», en Noches en los Jardines del Real Alcázar

Chiqui Cienfuegos: «La música que me duele y me motiva es la de Andalucía»
Marta Carrasco Sevilla - Actualizado: Guardado en: Cultura

Chiqui Cienfuegos (Sevilla. 1982), es pianista, pero si comenzó sus estudios con clásicos como Chopin o Turina, su inquietud le llevó a buscar otros sonidos. Graduado en el Conservatorio de Música de Sevilla, su estética musical pronto le llevó al flamenco y al jazz de forma autodidacta.

Cienfuegos debuta con «Crisis», su primer trabajo discográfico, realizado en directo junto a Manuel Sierra (bajo eléctrico y contrabajo) y Antonio Coronel (batería). «Lo estrenamos en el ciclo de Cajasol de Sevilla, «Jazz en el Sur» contando con la colaboración de Dani Bonilla y Paco Vega al cante y a las palmas». Luego ha realizado otros proyectos junto a bailaoras como Rosario Toledo y el cante de Juan José Amador. Su último concierto ha sido «Jazzeñe 2016» en Valencia, compartiendo cartel con los grupos más destacados del panorama del jazz nacional.

El día 9 presenta en Sevilla su disco titulado «Crisis» dentro del ciclo Noches en los Jardines del Real Alcázar, programación a la que ya han asistido casi veinte mil personas desde su inicio el pasado mes de junio.

Cienfuegos tiene claro que lo suyo, «no es flamenco, eso es otra cosa. El flamenco es la música con la que más he trabajado, colaborando con baile y cante. Pero en mi música, en mis composiciones, hay influencias de jazz, que me gusta muchísimo, y del flamenco. Es simplemente mi sonido, algo que yo he buscado», asegura.

Su formación clásica como pianista ha ido aceptando muchas influencias, «soy una persona de mezclas, no vengo del flamenco, estudié música clásica pero sí es verdad que en mis dedos está siempre el repertorio español, aquel que empecé trabajando en el Conservatorio, y sigue ahí: la música de Albeniz, Turina, Granados, siempre está ahí. Soy de Andalucía, y la música que me duele y me motiva, es la de Andalucía.

Para Chiqui Cienfuegos cada lugar tiene su música, «en Andalucía, en España, tenemos esa música que forma parte de nuestro folklore y viene de la tierra y nos supera, y eso tiene una verdad y un peso que se extiende universalmente, es así».

Ha trabajado con cantaores como Juan José Amador, Remedios Amaya..., «el cante y el piano se llevan muy bien, lo que pasa en el flamenco es que el cantaor está mas acostumbrado a la tímbrica y sonoridad de la guitarra. El flamenco se está abriendo a otros instrumentos, y gran parte de esa culpa la tienen los guitarristas- La guitarra flamenca es la que lleva la vanguardia. Yo tengo que beber musicalmente de la guitarra flamenca, porque es la que lleva la evolución de la música flamenca, siempre lo ha llevado. El cante es más tradicional, los guitarristas están a un nivel muy alto».

Recuerda a otros pianistas como Arturo Pavón, «que era más clásico. Pepe Romero hacía un trabajo de copiar la guitarra, escuchas un piano imitando la guitarra. Dorantes tiene su propio camino, cada pianista le da su visión, y debe ser así».

Pero no ha dejado el repertorio clásico y tiene claro que además de los españoles, Chopin, Beethoven y Debussy..., «son tres que me han marcado desde pequeño. Con el tiempo ví que Debussy es la sonridad», pero eso sí, sigue escuchando a Niño Ricardo, «hay que estudiar a los antiguos e investigar».

Chiqui Cienfuegos asegura que el piano es un instrumento que requiere mucha intensidad, «e incluso hay que cuidar la musculatura, hacer deporte y tener esa conciencia de cuidarte si es que quieres tocar a nivel. La música es un universo inmenso, no se acaba nunca».

Toda la actualidad en portada

comentarios