Cultura

XIX Bienal de Flamenco: El gran escaparate de lo jondo

Hoy arranca el festival con el «flashmob» de Farruquito y el pregón de Antonio Hernández

Farruquito hará un «flashmob» junto a la Giralda
Farruquito hará un «flashmob» junto a la Giralda - J. M. SERRANO
J. M. / A. G. R. Sevilla - Actualizado: Guardado en:

Sevilla se convierte desde hoy hasta el 2 de octubre en la capital mundial del flamenco con la celebración de la XIX edición de la Bienal. La jornada inaugural cuenta con dos paradas fundamentales: una junto a la Giralda de la mano de Farruquito, que dirigirá un «flashmob» (acción inusual llevada a cabo por un numeroso grupo de personas en un lugar público que después se dispersa) que será seguido en veintidós países distintos; la otra, en el Espacio Santa Clara, con la recuperación el pregón literario del festival, que ofrecerá el escritor y Premio Nacional de Poesía Antonio Hernández para seguir la estela del granadino Luis Rosales en 1980 y de José Luis Ortiz Nuevo en 2004, los dos únicos precedentes que tiene esta propuesta.

Este será el arranque de un festival que ofrecerá 66 espectáculos que pretenden ser un atlas de las tendencias, desde las más ortodoxas a las más vanguardistas, en una coyuntura bastante complicada para el género. La Bienal suele ser un compendio más o menos riguroso sobre lo que está ocurriendo en el mundo jondo cada dos años. Y en esta ocasión se puede afirmar que el arte cabal atraviesa un cambio de ciclo motivado por la desaparición de gran parte de sus referentes. Sin Paco de Lucía, Morente, El Lebrijano o José Menese es obligatorio fijarse con más atención en una generación de artistas que, aunque se encuentra en plena madurez, todavía no puede calificarse como de maestros. En el baile el horizonte está mucho más claro porque por detrás de Manuela Carrasco, Pepa Montes o El Güito, por citar a leyendas que se mantienen en activo, ya hace años que se vislumbra un plantel de mucho nivel. De hecho, la mayoría de ellos llenan ya los teatros de todo el mundo como figuras principales de la danza. Y en esta edición van a estar casi todos: Antonio Canales, Eva Yerbabuena, María Pagés, Farruquito, Javier Barón, Isabel Bayón, Israel Galván, Pastora Galván, el Pipa... Las únicas ausencia destacadas en esta lista son Sara Baras y Joaquín Grilo, aunque también hay voces que reclaman a Joaquín Cortés. En todo caso, la Bienal reúne a algunos veteranos de prestigio, como Milagros Mengíbar y Ana Mari Bueno, y vuelve a apostar por los que vienen pisando fuerte, como Rocío Molina o Patricia Guerrero.

En el cante y en la guitarra, sin embargo, la situación es más compleja. Los únicos maestros históricos del toque que se subirán al escenario serán Manolo Sanlúcar -que mantiene su compromiso pese al percance que sufrió en Barcelona- y Pepe Habichuela. Así que la responsabilidad de mantener encendida la candela de la guitarra de concierto recaerá sobre sus seguidores. Destacan Vicente Amigo y Tomatito, que iban a formar una tríada dorada con Rafael Riqueni hasta que el trianero se cayó del cartel por su ingreso en prisión. Pero hay otros grandes en el programa, como Gerardo Núñez y Juan Carlos Romero. Y la juventud viene aplastando con Dani de Morón, Jesús Guerrero o Manuel Valencia.

Por último, las grandes referencias del cante serán José Mercé, que clausurará el certamen, y José de la Tomasa. Así que ésta es la oportunidad definitiva para la generación de voces que está alrededor de los cuarenta. Esperanza Fernández, Marina Heredia, Estrella Morente -que vuelve a participar en la inauguración-, Arcángel, José Valencia, David Palomar, Antonio Reyes, Jesús Méndez, Pedro el Granaíno o Rancapino Chico son los que tienen que tirar ahora del carro. Faltan Pansequito, Aurora Vargas, el Pele, Carmen Linares, el Cabrero o Rancapino. Y falta sobre todo Miguel Poveda.

En todo caso, lo que ocurra en estos 24 días en Sevilla será lo más parecido a lo que el flamenco es en estos momentos. Porque nadie duda que, con sus virtudes y defectos, éste es el mejor festival del mundo en su ramo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios