FESTIVAL DE CINE EUROPEO DE SEVILLA

Albert Serra: «Una cosa es cine de autor y otra es que sea bueno o malo»

El director presentó ayer «La muerte de Luis XIV», protagonizada por un Jean-Pierre Leaud en estado de gracia

Albert Serra en Sevilla
Albert Serra en Sevilla - J. M. SERRANO
JESÚS MORILLO - abcdesevilla Sevilla - Actualizado: Guardado en:

Albert Serra es el únido director español que ha ganado el premio Jean Vigo, un galardón que han recibido jóvenes realizadores caracterizados por su independencia y originalidad, como en su día Chris Marker, Alain Resnais y Jean-Luc Godard, entre otros. El director catalán, toda una singularidad dentro el cine español y habitual en proyectos de arte contemporáneo, lo obtuvo, precisamente, con «La muerte de Luis XIV», película, tras su paso por Cannes, incluida en la sección oficial fuera de concurso del Festival de Cine Europeo de Sevilla y que documenta la agonía del monarca absoluto, encarnado por un Jean-Pierre Leaud en estado de gracia y una puesta en escena de claroscuros barrocos que reproduce con todo detalle la estancia del rey en Versalles.

El origen del proyecto es una performance para el Pompidou que ha terminado siendo un largo de ficción.

Era ver la muerte en directo, en tiempo real y, sobre todo, ver lo que es la banalidad de la muerte. Esta se concentra siempre en la dramaturgia con un instante, con unas frases, con una trascendencia, con unos textos, paradójicamente, que terminan siendo una afirmación de la vida. Eso es literatura. Aquí es esa idea, como has vivido con tus abuelos, que se va apagando.

¿Cuándo entra en el proyecto Jean Pierre Leaud?

Desde el principio en el Pompidou. Pero nunca tuvimos la conversación de: ¿quieres hacer esto? Desde que lo vi me cayó bien, me pareció buena persona. Yo trabajo con actores no profesionales, por tanto, cuando escojo a la gente no lo hago por sus capacidades digamos artísticas, sino por caras, esoterismo, afinidad, amistad… No era un cálculo estrictamente profesional. Y aquí me gustó porque era exactamente el mismo tipo de aproximación. Nunca pensé en otro actor.

Su muerte la rueda como un entomólogo.

Es la idea, aunque no solo como un entomólogo. Hay algo de intimidad con él, porque la película está rodada en primera persona. Toda la información que tenemos como espectadores es la misma que tiene él. Por tanto es compartir en la intimidad total su visión del mundo. No sabemos nada más. Y somos como unos cortesanos que estamos detrás de la balaustrada, y no solo detrás porque se van cambiando muchos ángulos de la habitación, 360 grados alrededor de su mundo, pero de su mundo realmente íntimo.

Se ha llevado un premio tan importante como el Jean Vigo.

¿Sabe que dije cuando lo gané? Soy el primer español que lo tiene y probablemente el último. Lo dije no porque vaya a morir España o vaya explotar, sino porque nunca habrá otro director de cine de autor que vaya a conseguir este premio. Tan simple como eso.

¿Es más complicado desarrollar una carrera de cine de autor en España que en Francia?

Una cosa es cine de autor y otra es que sea bueno o malo, son cosas diferentes. Hacer cine de autor bueno está igual de difícil en España como en Francia. Hacer cine de autor es más fácil en Francia que en España. El presupuesto del CNC (Centre National du Cinéma) es de casi 800 millones de euros, el ICA (Instituto de la Cinematografía y las Artes Visuales) es de cuarenta o cincuenta millones. Y los habitantes en Francia son sesenta millones y aquí son cuarenta. Además, para ellos la cultura es un bien exportable que da dinero, incluso en el mercado interno. No sé por qué tienen que inventar tantas cosas los ministerios. Total, copiando a quien lo hace mejor, no hace falta ser muy listo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios