Cultura - Música

Tom Waits demanda al artista francés Bartabas por usar sus canciones sin permiso

El cantante estadounidense exige 500.000 euros al fundador del Théâtre Zingaro por utilizar 16 temas suyos en su última pieza sin pagar derechos de autor

Tom Waits
Tom Waits - AFP

El cantante estadounidense Tom Waits ha denunciado al director de teatro, coreógrafo, escenógrafo y jinete francés Bartabas, fundador del Théâtre Zingaro, a quien acusa de utilizar 16 temas suyos en su última pieza sin haberle pedido permiso ni haber pagado sus derechos de autor, por lo que exige 500.000 euros.

Según publica «Le Monde», el artista asegura haber contactado al agente de Waits y haber «satisfecho las obligaciones legales» que requería su obra, lo que supuso el pago de 400.000 euros en derechos de autor. El diario publica una entrevista con Bartabas y una carta enviada por Waits, después de que el prestigioso artista estadounidense acusase de plagio a su colega francés en noviembre de 2015, seis meses después del estreno de la obra.

El pasado julio, Waits y su esposa, Kathleen Brennan, pidieron con carácter urgente al Tribunal de Gran Instancia de París que prohibiese las representaciones parisienses de «On achève bien les anges», programadas del 30 de septiembre al 31 de diciembre próximos en el Teatro Zingaro de Aubervilliers, a las afueras de París. No solo perdieron el juicio, sino que, además, fueron condenados a pagar 5.000 euros por «procedimiento abusivo», recuerda el diario.

El intérprete denuncia ahora que no solo sus canciones, sino también su persona, son explotados por Bartabas, quien actúa con sus caballos al son de sus temas, trajeado, con el típico sombrero que usa Waits, y en algún momento con una soga al cuello. Bartabas estima «patética», «chocante» e «inadmisible» la batalla judicial del californiano, aunque se dice gran admirador de su obra y mantiene que «habría estado encantado de entablar una colaboración directa con él», como ya hiciese en otras piezas con compositores como Philip Glass o Pierre Boulez.

El uso de las canciones

Asegura, además, que «las doce canciones suyas» que utiliza ocupan solo un cuarto de la pieza, de dos horas y quince minutos de duración. «No habría concebido el espectáculo de la misma manera si me hubiese dicho que no estaba de acuerdo con la utilización de sus canciones», añade.

Contra la intención fallida del cantante de impedir las representaciones de su obra, el director y jinete recuerda que en Francia «hace 40 años que no se prohíbe un espectáculo», y denuncia cómo tres gabinetes de abogados de Waits, dos de EE.UU. y uno francés, presionaron a los teatros para que cancelasen la pieza.

Tom Waits conoce bien el terreno de las batallas legales, como la que ganó en 2006 en España contra el uso de uno de sus temas en un anuncio publicitario en español de la firma Volkswagen-Audi.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios