Kelly, en 2008, tras después de ser absuelto de los cargos de pornografíai infantil
Kelly, en 2008, tras después de ser absuelto de los cargos de pornografíai infantil - AP

Spotify «silencia» la música del cantante R. Kelly, denunciado por abusos sexuales

La plataforma retira sus canciones de las listas de reproducción y recomendaciones algorítmicas para no «promocionar activamente» la música de estadounidense

BARCELONAActualizado:

Seguirá estando ahí, sí, pero ya no aparecerá de forma automática cuando alguien busque una playlist sobre grandes éxitos del rap acaramelado o deje sonar de formar aleatoria himnos del R&B de las últimas dos décadas. Esa es la decisión que ha tomado Spotify para silenciar la música de R.Kelly, músico estadounidense que acumula un larguísimo historial de denuncias por abusos sexuales a menores. «Estamos eliminando la música de R. Kelly de todas las listas de reproducción de Spotify y de las recomendaciones algorítmicas como Discovery Weekley», ha señalado la plataforma de streaming en un comunicado remitido a Billboard.

«Su música seguirá disponible en el servicio, pero Spotify no la promocionará activamente. No censuramos contenido por el comportamiento de un artista o creador, pero queremos que nuestras decisiones editoriales, lo que elegimos programar, reflejen nuestros valores. Cuando un artista o creador hace algo que es especialmente dañino u odioso, puede afectar a las formas en que trabajamos o apoyamos a ese artista o creador», prosigue el texto.

La decisión adoptada por Spotify no se limitaría a Kelly y afectaría también, según Pitchfork, a la música de XXXTentacion, rapero de Florida con una actividad delictiva que incluye arrestos por robo, agresión, detención ilegal y manipulación de testigos, entre otros.

Según Spotify, la medida responde a su nueva política contra el contenido que promueva o incite a la violencia, pero la realidad es que la decisión llega pocos días después de que el movimiento #TimesUp invitase, a través de la etiqueta #MuteRKelly a compañías vinculadas con el cantante como RCA, Apple Music, Ticketmaster o la propia Spotify a cortar relaciones con el autor de «Chocolate Factory».

Antes de eso, la emisión en la BBC del documental «R. Kelly: Sex, Girls & Videotapes», dedicado a las acusaciones que el músico ha acumulado durante los últimos 20 años, a su polémico matrimonio (ilegal) con la cantante Aaliyah cuando esta contaba con tan sólo 15 años o a su enjuiciamieto en 2008 acusado de pornografía infantil, cargo del que fue absuelto, ya generó las primeras reacciones: su abogada, su publicista y su asistente ejecutiva presentaron su dimisión y el concierto que Kelly tenía previsto ofrecer en Chicago el 5 de mayo acabó suspendido. El año pasado, un reportaje publicado por el portal BuzzFeed acusaba al músico retener y abusar sexualmente de seis chicas de entre 17 y 21 años en una suerte de «culto sexual».

Con todo, Kelly no se encuentra en estos momentos encausad por la justicia por ningún cargo, por lo que desde su entorno se ha calificado la campaña de #TimesUp de «intento de linchar publicamente a un hombre negro».