Cultura - Música

Selena Gómez reaparece en los American Music Awards: «Estaba absolutamente rota por dentro»

La ceremonia la cerró Ariana Grande, que se proclamó artista del año

La cantante Selena Gómez, en los American Music Awards
La cantante Selena Gómez, en los American Music Awards - REUTERS

La ceremonia de los American Music Awards arrancó con Bruno Mars y su «24k Magic», el primer sencillo de su nuevo disco homónimo en el que el hawaiano le rinde homenaje a los sonidos disco de los años 80. Tras la introducción de los presentadores de la ceremonia, Gigi Hadid y Jay Pharoah, que hasta bromearon sobre la elección de Donald Trump como presidente, llegaron las actuaciones de Niall Horan, que por primera vez le vimos interpretar en solitario su primer sencillo como solista, «This Town», y las Fifth Armony y su último hit, «That's My Girl».

El primer premio de la noche, Mejor Grupo de Pop Rock, fue para los jovencísimos Twenty One Pilots, y el segundo, Mejor Álbum de Hip Hop, fue el primero para Drake por «Views». Regresó a la música al escenario con The Chainsmokers y su «Closer», que se llevó el reconocimiento al Mejor Grupo de EDM, y Shawn Mendes, el canadiense que amenaza el reino de Justin Bieber, que interpretó «Treat You Better» y «Mercy». Su compatriota The Weeknd le tomó el relevo para deleitar al público con «Starboy», el primer sencillo que da título a su tercer álbum de estudio.

La Mejor Colaboración del Año fue adjudicada a Fifth Armony y Ty Dolla y su «Work», mientras que Tim McGrawn se llevó a casa el premio a Mejor Canción Country por Humble and Kind. Apareció entonces en escena Ariana Grande, reconocida anoche como la Mejor Artista del Año, junto a Nicki Minaj para llevar a cabo una sensual perfomance de «Sido to Side», el tercer single de «Dangerous Woman», disco producido por Max Martin y con el que la joven cantante se confirma como una de las solistas del momento.

«Ha sido un año muy loco. Debo agradecerle a los que me han acompañado día a día. La verdad no esperaba que siguieran votando por mí», dijo Zayn Malik tras recibir el premio a Mejor Artista Revelación. No faltó la complicidad y el orgullo de su novia, la maestra de ceremonias que le plantó un beso a su chico en cuanto tuvo la oportunidad.

Tras el acaramelado momento, John Legend presentó en directo «Love Me Now», actuación que fue introducida por su mujer, la modelo y presentadora Chrissy Teigen. Llegó entonces el segundo premio de la noche para Drake, como Mejor Artista Rap. Tras el agradecimiento del exnovio de Rihanna llegó la conexión en directo con Suecia, donde Justin Bieber se encontraba en plena actuación de la gira europea de «Purpose».

Después de entregarse la Mejor Banda Sonora a «Purple Rain», el disco con el que se consagró el fallecido Prince en el año 1984, Lady Gaga, guitarra en mano, deleitó a los presentes con «Million Reasons». Llegó el momento del reconocimiento al Mejor Grupo Country, Florida Georgia Line, Mejor Grupo de Rock o Alternativo, también para Twenty One Pilots, y el Premio Especial de la Noche, para Sting, cuyo medley puso en pie y a bailar a todos los presentes. Su discurso fue una alabanza a Estados Unidos como contenedor de cientos de culturas y un varapalo para las políticas antimigratorias anunciadas por el nuevo presidente. «Estoy profundamente conmovido por este gesto, y es importante para mí como inmigrante musical reconocer la verdadera deuda que debo a la música estadounidense, porque después de toda la música americana que encendió la chispa en mi mente, este experimento exclusivamente americano sea quizás la mayor y más influyente exportación de América, el rock and roll», dijo Sting durante su discurso.

Selena Gomez, ausente de actos públicos después de conocerse cancelar su gira debido a una recaída del lupus que padece, reapareció en público para recibir el premio a Artista Pop Rock Femenina de este 2016. «Tenía todo y estaba absolutamente rota por dentro y traté de mantenerme como si nada lo suficiente como para no defraudarles, pero traté de hacerlo demasiado hasta que me decepcioné a mí misma», señaló la cantante en un emocionado discurso en el que habló de la exposición en las redes sociales.

Ante una Lady Gaga emocionada con el agradecimiento, Selena continuó para hablar de la depresión que la ha obligado a abandonar los escenarios de manera temporal. «No estoy tratando de obtener validación ni la necesito, todo lo que puedo decir desde el fondo de mi corazón es que me siento muy agradecida de tener la oportunidad de poder compartir lo que amo todos los días con gente a la que amo», aseguró. Tras el emotivo discurso, enfundada en un vestido rojo de ensueño, fue el turno para Ariana Grande, que cerró la ceremonia al proclamarse la Artista del Año. Pusieron la guinda musical Maroon 5 y el rapero Kendrick Lamar con su hit, «Don't Wanna Know».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios