Yusif Eyvazov y Anna Netrebko, en un ensayo de «Andrea Chénier»
Yusif Eyvazov y Anna Netrebko, en un ensayo de «Andrea Chénier» - Teatro alla Scala

La Scala de Milán abre su temporada con verismo y glamour

El título de apertura, «Andrea Chénier», contará como protagonistas con Yusif Eyvazov y Anna Netrebko, la pareja de moda de la ópera

MilánActualizado:

Cada 7 de diciembre, festividad de San Ambrosio, se repite el mismo ritual en la ciudad italiana de Milán: su más representativo teatro de ópera -uno de los más sagrados templos de la lírica internacional- levanta el telón de su temporada operística. Este año, la Scala ha vuelto sus ojos hacia uno de los principales títulos del verismo: «Andrea Chénier». La ópera de Umberto Giordano -sobre un libreto de Luigi Illica- se presenta en una nueva producción dirigida musicalmente por Riccardo Chailly y escénicamente por Mario Martone. El reparto está encabezado por una de las parejas de moda en la ópera actual: el tenor Yusif Eyvazov (Chénier) y la soprano Anna Netrebko (Maddalena); los dos cantantes son matrimonio en la vida real, y mantienen una activa actividad en las redes sociales, con cerca de 300.000 seguidores en instagram.

Completan el reparto de esta producción Luca Salsi (Gérard), Annalisa Stroppa (Mulatta Bersi) y Mariana Pentcheva (la condesa de Coigny). Las funciones se dedicarán a la memoria del legendario director de orquesta Víctor de Sábata, al cumplirse el cincuentenario de su muerte. De Sábata estuvo vinculado a la Scala desde 1930 a 1963 primero como director artístico, y más tarde como intendente y asesor artístico.

«Andrea Chénier» se estrenó en el propio coliseo milanés el 28 de marzo de 1896, y se inspira en la vida del poeta galo, ejecutado durante la Revolución francesa. Es una obra del denominado verismo, con arias como «Un dì all’azzurro spazio» o «La mamma morta», cuya versión cantada por Maria Callas fue popularizada por la película «Philadelphia». Riccardo Chailly es uno de los directores de orquesta que más cree en esta ópera, que llevó al disco en 1982 con Luciano Pavarotti y Montserrat Caballé como protagonistas. El director de orquesta italiano dirigió también la última producción de «Andrea Chénier» presentada en la Scala, en la temporada 1982/83, en la que contó con José Carreras y Anna Tomowa-Sintow al frente del reparto.