Top

Música

Rolling Stones, los 8 conciertos que cambiaron el mundo

El de La Habana no es el primer concierto que convierte a la banda británica en un catalizador de cambios políticos y sociales

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
Navegue usando los números

1. San Bernardino (EE.UU.), 1964

El primer concierto de los Rolling en Estados Unidos fue el 5 de junio de 1964, en San Bernardino (California). Su primer disco editado allí («England’s Newest Hitmakers The Rolling Stones») se había publicado apenas dos meses antes, así que no llenaron las 5.000 localidades del Swing Auditorium. Sin embargo, las 3.500 personas que asistieron se volvieron completamente locas (especialmente cuando la banda interpretó «Route 66», cuya letra menciona a la ciudad) según las crónicas, y varios periodistas señalaron que aquel evento fue clave para apuntalar la «british invasión» (el vídeo es de su paso por Santa Mónica, semanas después), un fenómeno clave en la evolución del rock'n'roll.

2. Berlín Occidental (Alemania), 1965

El debut de los Stones en la capital alemana se produjo el 15 de septiembre de 1965, con la Guerra Fría en uno de sus momentos más calientes. La ciudad llevaba sólo cuatro años dividida por el muro, y su visita, además de suponer un desafío a las autoridades soviéticas (que no vieron la visita con buenos ojos, y denegaron su entrada a Rusia durante las siguientes tres décadas), se convirtió en un pequeño quebradero de cabeza para las aliadas, que se vieron desbordadas por la euforia colectiva de los fans teutones. Al poco de comenzar el concierto el público invadió el escenario, el anfiteatro Waldbühne acabó completamente destrozado y los disturbios se extendieron por las calles aledañas. El suceso marcó el inicio de una serie de protestas estudiantiles que dejaron huella en el devenir político de Alemania.

3. Varsovia (Polonia), 1967

El 13 de abril de 1967 fue el primer show de los Stones tras el telón de acero (y por supuesto su debut en Polonia), una visita que fue descrita por un periodista como «un OVNI aterrizando en mitad del gris del comunismo», y que es recordada como un punto de inflexión en la conciencia colectiva de la juventud polaca. Al parecer, la hija de un influyente miembro del gobierno fue la que presionó a su padre para conseguir la autorización de Moscú. El cariño de un padre frente al Politburó. Qué cosas.

4. Hyde Park (Londres), 1969

Este concierto en pro de la paz y el amor se convirtió inesperadamente en el homenaje al primer Stone caído en combate. Sólo dos días antes de su celebración Brian Jones apreció muerto en su piscina, pero lejos de cancelar la actuación, el grupo le rindió tributo con un recital memorable en el que Jagger leyó el «Adonaïs«» de Percy Bysshe Shelley y liberó cientos de mariposas blancas en su recuerdo. El clímax del hippismo en Gran Bretaña.

5. Altamont (EE.UU.), 1969

El festival que organizaron Jagger y compañía el 6 de diciembre del ’69 en el circuito de Altamont, al norte de California, es posible y tristemente el más conocido de la sección sesentera de este reportaje. Ideado como un Woodstock del Oeste, empezó con mal pie desde que los Rolling aceptaron la sugerencia de Grateful Dead para contratar a los Hell’s Angels como equipo de «seguridad» (se dice que a cambio de 500 dólares en cerveza, aunque es un dato poco fiable). Los angelitos barbudos se pusieron de muy mala leche cuando unos hippies derribaron accidentalmente una de sus motos, y a partir de ahí, el caos. Las peleas empezaron a brotar en las primeras filas de los conciertos teloneros (Jefferson Airplane incluso pararon de tocar y se enfrentaron a los Angels para pedir que cesara la violencia), mientras los malos viajes de ácido colmaban la escena de malas vibraciones. Ya en pleno show de los Rolling, y en medio de la confusión total, un hombre sacó una pistola y fue rápidamente reducido por un Angel… a puñaladas. Aquella muerte trascendió como «el fin de la era del flower power», aunque artistas como Iggy Pop señalaron posteriormente que en realidad fue la manifestación de «su verdad más oscura». En cualquier caso, fue el bofetón en la cara de la juventud hippie que abrió las puertas a una década radicalmente diferente.

6. Moscú (Rusia), 1998

Durante treinta años los Rolling Stones estuvieron prohibidos en la Unión Soviética. Un rumor de lo más insólito afirmaba que el grupo dio un show privado para las altas esferas de la KGB, pero el propio Jagger salió a desmentirlo cuando por fin se les dio permiso para actuar en Moscú. «Nunca, ni en la época de Bréznev ni en la de Andrópov, actuamos para el KGB. Es algo simplemente absurdo. Deberíamos haber venido en la segunda mitad de los años sesenta pero la entonces ministra de Cultura, Yekaterina Fúrtseva, echó por tierra nuestros planes».

7. Shanghay (China), 2006

El debut de Jagger y compañía en China se produjo hace sólo diez años, con un concierto en Shanghay en el que se vieron obligados a aceptar la censura del régimen comunista: cinco de sus canciones tuvieron que ser eliminadas del set-list. A pesar de eso, la banda dio un concierto que la juventud china no olvidaría jamás. Hasta se subió al escenario una estrella local.

8. La Habana (Cuba), 2016

El concierto de los Stones en la capital cubana del pasado mes de marzo fue uno de los puntos culminantes de la apertura iniciada por el régimen castrista. Reunió a cientos de miles de cubanos en el campo de juegos de la Ciudad Deportiva de la ciudad, y gran cantidad de artistas e intelectuales de la isla vieron la visita como una pequeña gran revolución, que supondría un antes y un después en la vida cultural de Cuba.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada
publicidad

comentarios