Cultura - Música

Pelea de dos expertos por la autenticidad de un manuscrito de Beethoven

El documento salió a subasta en Sotheby's, que esperaba obtener por él 235.000 euros, pero no se vendió

El manuscrito de la polémica
El manuscrito de la polémica - Sotheby's

El habitualmente plácido mundo de la música clásica ha vivido estos días un polémico incidente, al pelearse dos expertos por culpa de un presunto manuscrito de Ludwig van Beethoven. El documento, por el que la casa de subastas Sotheby's pensaba obtener 200.000 libras esterlinas (unos 235.000 euros) en la sesión del pasado jueves, pero finalmente no se vendió.

El manuscrito se describe como el «Allegretto in Si Menor para Cuarteto de Cuerda», compuesto y escrito por Beethoven el 29 de noviembre de 1817 en Viena.

Horas antes de la subasta, el profesor Barry Cooper, de la Universidad de Manchester, y Simon Maguire, director de libros y manuscritos de Sotheby's, se pelearon en antena acerca de la naturaleza del manuscrito. Cooper sostenía que el documento no había salido de la mano de Beethoven. Para argumentarlo, aseguraba que los signos con los que cerraba las notas agudas y graves no eran representativas de su mano.

«Hay varios aspectos que prueban absolutamente que la mano del compositor esté detrás de este manuscrito», dijo Cooper, que aseguró que, además de en los signos, había notables diferencias en las curvas que aparecían en este documento y en otras partituras manuscritas de Beethoven. Su conclusión fue que se trataba de una copia realizada poco después de que la obra se compusiera».

Simon Maguire, por su parte, defendió la autenticidad del manuscrito: dos expertos de clase mundial lo han examinado, dijo, y nos han asegurado que es auténtico. Expertos que consideraban, añadió, que Cooper había malinterpretado la partitura, e insinuaban que no está capacitado para estudiar a Beethoven.

«No estoy de acuerdo con su análisis de lo que dice el manuscrito», añadió Maguire, que dijo que había signos y curvas similares en anteriores manuscritos de Beethoven, como el Opus 101. Acusó a Cooper a de haberse negado a acudir a la casa de subastas para ver el manuscrito, y el profesor de Manchester le contestó que no le hacía falta viajar a Londres para ver que el documento no había sido realizado por la mano de Beethoven.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios