Teatro Principal de Palma
Teatro Principal de Palma - WP

La Orquesta Sinfónica de Baleares priorizará a los músicos que sepan catalán

La nueva convocatoria para cubrir plazas de forma eventual permite, no obstante, que se puedan presentar ahora a las pruebas quienes no tengan el nivel de catalán exigido

Actualizado:

La Orquesta Sinfónica de las Islas Baleares publicó el pasado 5 de abril la convocatoria de unas pruebas para cubrir distintas plazas de forma temporal para todas las familias instrumentales. Según se establece en las bases, podrá acceder a dichas pruebas cualquier músico español o extranjero que tenga los estudios superiores del instrumento al cual se presente, aunque no disponga ahora del nivel de catalán que se exige en esta convocatoria, en concreto, un nivel B2 —avanzado— de la lengua cooficial. Aun así, en esta convocatoria la Orquesta Sinfónica priorizará la contratación de los músicos que, habiendo superado previamente la prueba artística, acrediten además la preceptiva titulación lingüística.

El Patronato de la Fundación de la Orquesta Sinfónica de las Islas Baleares está presidido por la actual consejera de Cultura del Gobierno regional, la ecosoberanista de MÉS Fanny Fur, ya que la Orquesta Sinfónica depende administrativamente del Ejecutivo autonómico. En la presente legislatura gobierna en la Comunidad la socialista Francina Armengol, con el apoyo directo del PSOE y de MÉS por Mallorca, así como con el apoyo parlamentario de Podemos y de MÉS por Menorca.

Cabe recordar que la exigencia del catalán para poder trabajar de forma temporal en los distintos organismos de la Administración isleña o para poder optar a unas oposiciones fue establecida en 2007 a través de la Ley de Función Pública, que fue aprobada por el entonces presidente autonómico, el popular Jaume Matas. El sustituto de Matas, el socialista Francesc Antich, mantuvo dicha norma sin cambios. Sin embargo, en la pasada legislatura, bajo la presidencia del popular José Ramón Bauzá, se modificó parcialmente la Ley de Función Pública. Con Bauzá, el catalán dejó de ser un requisito para pasar a ser sólo un mérito para poder ser empleado público. Ya en la presente legislatura, una de las primeras medidas adoptadas por Armengol fue derogar la modificación legislativa llevada a cabo por Bauzá y volver al texto originario de la Ley de Función Pública, que es el que ahora vuelve a estar vigente.

Diversas excepciones

Las condiciones de contratación temporal establecidas en la convocatoria para poder trabajar ahora en la Orquesta Sinfónica no afectan ni al director titular, Pablo Mielgo, ni a los solistas, ya que su incorporación o su permanencia se rige por contratos externos. Por otra parte, en la convocatoria aprobada inicialmente el pasado 1 de febrero se establece que «excepcionalmente» podrán formar parte del listado final de la bolsa de trabajo de la Orquesta Sinfónica aquellos músicos que hayan superado la prueba artística y que no tengan el certificado de catalán. Para ello será necesario que previamente algunos puestos hayan quedado finalmente sin cubrir.

Según se recoge en las bases de la convocatoria, están previstos contratos eventuales de duración igual o inferior a 45 días, así como contratos de sustitución y cobertura de plazas dotadas vacantes y excedencias o situaciones asimilables. En ese contexto, cabe señalar que en los casos en que un músico sea finalmente contratado sin la preceptiva titulación de catalán, deberá acreditar conocimientos de la lengua cooficial en un plazo máximo de un año siempre y cuando haya sido contratado por un periodo de tiempo superior a los 18 meses. «En caso contrario, será causa de extinción de la relación laboral», señala el texto.

La bolsa de trabajo que en breve estará ya en marcha será válida durante un periodo máximo de un año. Aun así, la vigencia de dicha bolsa laboral podrá ser prorrogada por dos años más en caso de que así lo apruebe el Patronato de la Fundación de la Orquesta Sinfónica de las Islas Baleares.