Los cuatro componentes de la banda colombiana Morat, ayer en ABC
Los cuatro componentes de la banda colombiana Morat, ayer en ABC - MAYA BALANYA

Morat: «Nuestro sueño de hacer música es tan viejo como nuestra primera guitarra»

La banda ha cruzado las fronteras colombianas a bordo de la canción hecha con Paulina Rubio, «Mi nuevo vicio», pronto tendrán nuesvo trabajo con colaboradores españoles

Actualizado:

Aunque llovía en Madrid todo lo que no había llovido en invierno, los cuatro componentes de Morat (Juan Pablo Isaza, Simón Vargas, Juan Pablo Villamil y Alejandro Posada) disfrutaban anoche de una barbacoa con un conocido artista español.

Saltaron las fronteras de su Colombia natal a bordo de un tema compuesto para Paulina Rubio (Mi nuevo vicio) con quien la interpretaron a duo. «todo es pantalla verde. #justkidding. La verdad, en contra de lo que muchos podrían pensar, no todo fue pantalla verde. La conocimos en Los Ángeles cuando fuimos a grabar el vídeo de "Mi nuevo vicio". Es una gran artista y una mejor persona.», dicen de la mexicana a preguntas en la entrevista digital con los lectores de ABC.

«Nos conocimos en el colegio a los 5 años y empezamos a tocar juntos desde muy jóvenes, entonces cuando nos graduamos la idea de formar una banda fue muy natural.», cuentan.

[Lee aquí la charla íntegra con Morat]

Es una de las pocas respuestas que no escriben y borran varias veces. Las demás las van discutiendo una y otra vez, incluyendo una encendida charla sobre si es mejor Bach o Chopin.

«¿Sigue siendo Bogotá esa ciudad que vemos en las películas y series, fundamentalmente de narcos?», les pregunta un lector. «Para nada, por lo general ponen una liana y unos cuantos simios de más.», ironizan primero, para luego contestar, ya más en serio que «es triste ver cómo la realidad Bogotana (y en cierta medida la de todo Colombia) es desfigurada por este tipo de producciones. Nos gusta pensar que contribuimos a mejorar la imagen que algunos tienen de nuestro país».

Colaboraciones en España

Viven una situación cuando menos desconcertante para la industria, pero saben que aunque ya no se puede «vender millones de discos», algo que «no sucede ni acá, ni allá», «existen muchas nuevas formas de mantener la industria a flote; ya los discos no son necesariamente el único indicador de éxito de un artista», aseguran.

Vana a estar «rondando toda la península» durantes este mes, promocionando su trabajo, y su nuevo sigle «Cuánto me duele». Un país en el que admiran a «Fito y Fitipaldis, Joaquín Sabina, Alejandro Sanz, Manuel Carrasco, Pablo López, Mago de Oz, Paco de Lucía, Marlango...» y «aunque no sabemos quién será» en su próximo álbum que «está próximo a salir» tendrán «una colaboración con nuestros amigos de Cali y el Dandee. Además, nos encantaría hacer una colaboración con algún artista español, pero esa sí la dejamos como una sorpresa».

«El sueño de que nuestra música llegue al mayor número de gente posible es muy viejo; tan viejo como nuestra primera guitarra», cuentan. «Ahora, últimamente, que nos ha tocado tomar decisiones muy importantes de nuestras vidas, la música nos ha llamado más fuerte que nunca. Hemos comprobado de primera mano que cuando el "trabajo" no se siente como trabajo, las metas se alcanzan de una manera mucho más divertida». Y tienen un deseo para el resto de sus días: «Queremos seguir viviendo así».