El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo
El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo - EFE

Méndez de Vigo, sobre la reventa de entradas de U2: «Es una estafa para los propios grupos»

Las entradas de U2 se agotan en pocas horas y solo quedan salvo algunas «platinum» de más de 600 euros

Actualizado:

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha reconocido la «estafa» que supone la reventa de entradas a conciertos como el de U2, para el que se agotaron a los 10 minutos de salir a la venta, y alertó de que perjudica a «los propios grupos», por lo que insistió en la necesidad de que la Policía investigue los hechos. «Pedí a la Policía que investigara lo que está sucediendo, porque no es normal», dijo en su comparecencia tras el Consejo de Ministros.

Las entradas para el concierto que U2 ofrecerá en Madrid el próximo 21 de septiembre –la segunda fecha anunciada después de que se agotaran los tickets para el show del día 20– se han agotado apenas han salido a la venta a las 10.00 horas de este viernes 2 de febrero. En «ticketmaster» no se pueden adquirir las entradas de pista a precio normal y únicamente dejan la opción de las entradas «platinum», con precios que oscilan entre los 600 y los 800 euros.

Méndez de Vigo solicitó el martes al ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado investigaran los hechos, al tiempo que recordó que las competencias en esta materia también implican a las comunidades autónomas.

Para abordar la reventa de entradas en el ámbito legislativo, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, del que el portavoz es titular, impulsó el año pasado un grupo de trabajo específico en el marco de la Conferencia Sectorial de Cultura.

En este grupo están representadas todas las comunidades autónomas y los ministerios con competencias en la venta de entradas por Internet, como Sanidad, Economía, Justicia y Agenda Digital, además de Cultura. Este grupo de trabajo hará público un informe para elevarlo a la Conferencia Sectorial de Cultura, a fin de definir las medidas legales que puedan atajar la reventa de entradas.