Pop

James Vincent McMorrow: «Meter una canción en "Juego de Tronos" es increíble»

El cantautor irlandés lanza su nuevo album «We Move» este viernes 2 de septiembre

James Vincent McMorrow
James Vincent McMorrow - ABC

Le conocimos con su disco de 2014 «Post Tropical», que incluía el tema que fue banda sonora del anuncio de la Lotería de Navidad de ese mismo año. Pero ya en 2010 había debutado con «Early in The Morning», que se convirtió en número 1 en las listas de Irlanda, fue disco de platino y acumula alrededor de 70 millones de escuchas en Spotify. Este también está siendo un año de grandes logros para él, ya que además de colaborar con el joven y talentoso DJ noruego Kygo en el tema «I´m In Love» (con más de 12 millones de escuchas en Spotify), su versión de la canción de Chris Isaak «Wicked Game» ha protagonizado el tráiler de la sexta temporada de «Juego de Tronos». Ahora, James Vincent McMorrow le pone la guinda a 2016 con un nuevo disco, «We Move», grabado entre Toronto, Dublín y Londres, y que estará presentando los días 29, 30 y 31 de octubre en Bilbao, Madrid y Barcelona respectivamente.

Su nuevo disco tiene varios momentos en los que hay un fuerte aroma a Prince.

Sí, es cierto. Es algo que a veces prefiero no destacar demasiado, porque creo que decir que Prince te ha influido es redundante. Creo que absolutamente todos los artistas pop estamos influidos por él de mayor o menor manera, consciente o inconscientemente. Para mí, es mi artista favorito de todos los tiempos. Pero sí, es cierto que de todos mis discos, este es el que tiene un estilo de composición y de producción más cercano a Prince.

¿Fue eso lo que buscaba en el estudio? ¿O se dio cuenta del resultado a posteriori?

No sabría decirte. En el estudio lo que busqué fue crear música que me emocionara, que me excitara como compositor. Y ese es uno de los principales logros que he alcanzado con este proceso creativo. No tener miedo, sólo disfrutar. Antes, cada vez que avanzaba en la composición de una canción, temía que no fuera el paso correcto, o que de otra forma quizá estuviera mejor. Pero esta vez disfrutaba tanto que me dio mucha confianza en el material.

En cualquier caso, el resultado puede parecerle sorprendente a alguno de sus fans, ¿no cree?

Sí, puede que sea algo sorprendente porque en términos sonoros he creado algo con una energía muy diferente a todo lo que he hecho antes. Pero a la vez, creo que la gente que ya me conocía esperaba algo así de mí, que fuera distinto.

Vuelve a España dentro de poco, ¿qué recuerdos guarda de nuestro país?

Muchos, especialmente de Barcelona, donde pasé un mes y medio. Recuerdo que fuese la hora que fuese, todos los rincones de la ciudad estaban sobrecargados de turistas. Eso fue en verano, si la visitas en enero o febrero es completamente distinta, se vuelve más tranquila, más local, más oscura, más interesante. La ciudad en sí misma es increíble, desde el punto de vista arquitectónico e histórico, hay tanto que ver...

El disco ha sido grabado entre Toronto, Dublín y Londres. ¿Qué grabó en cada ciudad?

En Londres trabajé en dos canciones con Two Inch Punch (que ha trabajado con Sam Smith), uno de mis productores. En Toronto trabajé con otros dos, Nineteen85 (Drake, dvsn) y Frank Dukes (Kanye West, Rihanna). Toronto es otra ciudad que me encanta, su escena musical, que es muy especial y singular, también ha influido de cierta manera en este disco. Después terminé el proceso volviendo a Londres y viajando a Los Angeles para terminar otros aspectos del álbum. Por eso el disco se llama «We Move», porque no he parado de moverme mientras lo grababa.

Las letras tratan mucho el tema de crecer, madurar, moverse hacia delante en la vida. ¿Diría que es un disco en el que refugiarse, o que te anima a ser valiente?

Creo que hay algo de las dos cosas, porque hay canciones más personales, más introspectivas, y otras que te animan a compartir experiencias con la gente. La idea del disco es unir a la gente alrededor de ciertas emociones con las que todo el mundo se puede sentir identificado. No he escrito letras crípticas, con mensajes ocultos. Todo es muy inteligible e identificable, hablo de la necesidad de cambiar para avanzar, para no estancarse en la vida, de entender que por el camino perderás unas cosas pero ganarás otras. Y de cómo cada uno debe entender eso a su manera, no hay una regla válida para todos. En ese sentido, creo que los músicos somos algo especiales, y quizá afortunados, porque de alguna manera podemos mantener el espíritu de juego que teníamos de niños. De hecho, debemos mantenerlo.

«Escuchar a Drake fue como una iluminación para mí»

Siempre ha dicho que quería componer como Neil Young pero sonar como los Neptunes. Como agua y aceite, ¿no?

Bueno, es lo que al fin he intentado con este disco. Hay quien piensa que para expresarte con total sinceridad en una canción, hay que emplear pocos elementos, una guitarra, quizá un piano... Pero no sobrecargar con más detalles porque entonces se pierde la esencia del mensaje original. Yo no creo eso, creo que puedes llevar una canción hasta lo más alto en términos de elaboración, de producción, y aun así encontrar un mensaje simple y directo en el fondo. Muchos de los artistas que amo trabajan así, pueden ser como el agua y el aceite, pero siguen siendo fascinantes.

Hasta ahora sólo ha mencionado artistas del siglo pasado. ¿Hay alguno del presente que le resulte especialmente inspirador?

El que más me ha impresionado en los últimos cinco años ha sido Drake. La gente se sorprende mucho cuando lo digo, pero es que tiene una canción llamada «Marvin's Room» que... Cuando la escuché fue como una iluminación. Esa mezcla de intimismo, de narración rapeada y de producción vanguardista activó algo en mi cerebro. Me hizo darme cuenta de que yo entendía la creación de canciones de una forma compartimentalizada, por partes, y no como un todo. Creía que si quería ser un cantautor tenía que cantar y tocar la guitarra, si quería ser productor debía producir, y punto. Pero me hizo entender que se puede unir todo eso en una misma actitud de trabajo. Kanye West también ha sido una gran influencia, lo cual no es casualidad porque el mismo Drake ha dicho lo mismo en varias ocasiones.

Ha incluido una canción en el trailer de la sexta temporada de «Juego de Tronos», ¿cómo surgió la oportunidad? ¿Es fan de la serie?

Sí, soy un gran fan. Cuando empecé a verla en 2011, me tragué la primera temporada en sólo dos días. Es de esas series de televisión que te hacen estar ansioso por que llegue la siguiente temporada, ¡jaja! La oportunidad surgió porque me enviaron un correo electrónico en el que me decían que mi versión de «Wicked Game» les parecía perfecta para su trailer, y bueno, no tuvieron que convencerme ¡jaja! Para mí fue un honor como fan, es increíble formar parte de la serie de alguna forma. Y además es otra forma más de hacer llegar mi música a la gente. No soy un artista que suene demasiado en la radio, así que este tipo de cosas, las bandas sonoras, el anuncio de la lotería de vuestro país, etc... me ayudan a crecer y abrirme a una audiencia que muy difícilmente hubiera llegado hasta mí.

¿Notó algún efecto inmediato de esa colaboración?

Oh, sí. Además, esa es la palabra, inmediato. He alcanzado cierto éxito y popularidad, pero siempre se contruyen paso a paso, vas notando cómo la cosa va funcionando poco a poco. Pero con esta colaboración fue algo increíble. Mi nombre aparecía al final del trailer, y desde ese mismo segundo empecé a notar movimiento en las redes sociales, y en sólo dos días la canción fue escuchada por 60 millones de personas.

Como irlandés, ¿qué opina del Brexit?

Estoy decepcionado, pero si te digo la verdad todavía no sé qué pensar, porque todavía no sabemos qué significa realmente. No sabemos qué va a pasar. Me imagino que para los músicos, ir allí de gira puede ser más complicado. Espero que no ocurra como con Suiza, ir a tocar allí es una auténtica pesadilla de papeleo en la frontera. Para mí, esa actitud de aislamiento es vergonzosa. El mundo debe dejar de moverse por el miedo. Vivimos en una especie de paradigma de la post-verdad, en el que cualquiera puede decir lo que le venga en gana sin importar que todo sean viles mentiras, que todo sea un completo engaño. Puedes verlo con Donald Trump todos los días en la televisión.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios