Cultura - Música

La historia del flamenco cobra vida en la Biblioteca Nacional

Entre el 27 de enero y el 2 de mayo de 2017 el BNE de Madrid propone un recorrido desde los orígenes hasta el presente de un arte reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Grupo flamenco femenino de Antonia, Jeroma, María y Magdalena Loreto. Sevilla, antes de 1889 - EMILIO BEAUCHY
«El Vito». Estampa Litográfica de Francisco de goya.
«Bailaora», de Pablo Picasso

Es una de nuestras manifestaciones culturales más reconocibles y admiradas fuera de nuestras fronteras y, como tal, ha sido declarada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Sin embargo, su historia resulta bastante desconocida para los españoles. Para paliar esta ignorancia, la exposición «Patrimonio Flamenco» propone un recorrido por este arte ancestral que abarca 400 años a través de dibujos, grabados, fotografías, documentos escritos y archivos sonoros.

La muestra, comisariada por Teo Sánchez y David Calzado, se podrá visitar en la Biblioteca Nacional, en Madrid, entre el 27 de enero y el 2 de mayo de 2017. Se compone de fondos pertenecientes en su mayoría a las colecciones de la propia BNE, que se completan con préstamos del Museo Picasso de Barcelona, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, la Fundación Cante de las Minas de La Unión y diferentes colecciones particulares: libros, manuscritos, grabaciones, partituras, dibujos y pinturas, fragmentos de cine, fotografías o portadas de discos y carteles.

Por ejemplo, se podrá contemplar la edición príncipe de las «Novelas Ejemplares» o el manuscrito de «Cartas Marruecas» de José Cadalso, en el que, al final del capítulo 7, aparece la descripción de lo que sería una juerga flamenca de gañanía. También se exponen partituras con algunos ejemplos de música notada del siglo XIX.

Francisco de Goya está presente con la estampa «El Vito», que refleja la etapa del preflamenco. Además, se muestran obras de Mariano Fortuny, Lameyer, un Antonio Saura perteneciente al Reina Sofía, un Tàpies que fue el cartel del Festival de la Unión en 1996 o la obra que el artista urbano Suso33 le dedica a Enrique Morente.

El Museo Picasso de Barcelona aporta dos obras: el dibujo «Bailaora», de 1899, y «Figura, Cabeza y Guitarra», de 1902, que hasta el momento no había sido relacionada con el flamenco.

La fotografía tiene un lugar muy destacado en la exposición, representada en obras de Clifford o Beauchy, de la segunda mitad del XIX, y de autores como Gyenes, Ibáñez, Richard Avedon y James J. Kriegsmann. Algunos fragmentos de películas de Sáenz de Heredia, Edgar Neville, Val del Omar o Carlos Saura representan al flamenco en el cine.

Entre los archivos sonoros destacan los cilindros de cera con las grabaciones más antiguas que se conservan del cante jondo. Algunos de estos registros, de finales del XIX, contienen javeras, tangos, sevillanas o granadinas, y fueron realizados por cantaores como El Mochuelo, Encarnación La Rubia y El Sevillano. En los puntos de escucha instalados en la exposición se podrá acceder a una muestra de las pizarras de la colección de la BNE.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios