Cultura - Música

Foo Fighters: «No toda expresión artística tiene que ser política»

La banda de Seattle presenta esta noche en Barcelona su último disco, «Concrete And Gold», con un concierto sorpresa

Los integrantes de Foo Fighters, con Dave Grohl (en el centro) a la cabeza
Los integrantes de Foo Fighters, con Dave Grohl (en el centro) a la cabeza - ABC

Si New Order ya dejaron claro que se puede superar la muerte de un cantante carismático y renacer con éxito, Foo Fighters no han hecho más que perfeccionar la fórmula hasta convertirse en lo que la revista «Rolling Stone» ha calificado como «la mejor banda de rock estadounidense de los últimos 20 años».

A rey muerto, ya se sabe, rey puesto, por lo que ese cetro que ardió hasta consumirse en manos de Kurt Cobain luce hoy resplandeciente en manos de un Dave Grohl, que encarna como nadie la imagen de estrella accesible y popular.

Visto así, no extraña el revuelo que ha generado la presentación de «Concrete And Gold», trabajo que los estadounidenses estrenan esta noche con un concierto sorpresa en Barcelona y que, según el propio Grohl, es su intento de mostrar cómo sonaría el «Sgt. Pepper’s» de los Beatles en manos de Motörhead.

«Somos una banda que siempre ha estado más cerca del rock, pero aquí jugamos con las armonías de un modo completamente diferente», señala el bajista de la banda, Nate Mendel, sobre un cambio que se explica por la presencia tras los controles de Greg Kurstin, colaborador habitual de Adele o Sia, y que les ha llevado a buscar más que nunca la «colisión» entre melodía y contundencia.

Rock minoritario

Una apuesta segura para mantenerse en lo más alto ahora que el rock de guitarras inflamadas y piernas arqueadas tiene cada vez menos encaje en el mainstream. «¿Por qué se ha vuelto el rock minoritario? Ni idea. Yo veo a chavales que se interesan gracias a los videojuegos o al fenómeno “School Of Rock”. Parece que hay semillas por ahí, pero quién sabe», relativiza el guitarrista Chris Shiflett.

Algo más certeros se muestran a la hora de minimizar el impacto que la actualidad política de su país haya podido tener en la grabación de este álbum. «No toda expresión artística tiene por qué ser política», subraya Mendel. «Los artistas suelen sentirse más cómodos cerca de la izquierda, por lo que sería muy aburrido si en los conciertos todo el mundo dijese lo mismo», añade Shiflett.

Toda la actualidad en portada

comentarios