Cultura - Música

La emotiva carta del cantante de Los Suaves tras su accidente: «Hoy, adiós es un grito que quiere decir bienvenido»

El delicado estado de salud de Yosi Domínguez ha obligado al grupo a cancelar sus próximos conciertos en Madrid, Dublín, Ávila, Granada Barcelona y Murcia

Yosi Domínguez
Yosi Domínguez - EFE

Yosi Domínguez, el cantante gallego de 67 años de Los Suaves, está bien. Así lo ha querido transmitir en una emotiva carta dedicada a sus fans, para tranquilizarlos tras el accidente sufrido el pasado el pasado 23 de julio durante un concierto en La Magdalena, en Santander.

No es el único incidente sufrido por el líder del grupo, que ya en diciembre de 2015 al golpearse contra una valla al saltar desde el escenario en la sala La Vaca Club de Ponferrada (León).

El delicado estado de salud de Yosi ha obligado al grupo a cancelar sus próximos conciertos en Madrid, Dublín, Ávila, Granada Barcelona y Murcia. En la nota de prensa de Los Suaves informan que «dada la ilusión que Los Suaves habían puesto en su concierto de Dublín, han gestionado personalmente con El Drogas para que les sustituya» en la capital irlandesa.

«A todos mis suaves:

Como sabéis, en la madrugada del pasado 23 de julio, sufrí un accidente en Santander, durante el concierto de Los Suaves en La Magdalena. Quiero dar las gracias en primer lugar a todos los que os habéis interesado por mi salud y devolveros todo el cariño que estoy recibiendo. Necesito que sepáis que cada día siento todo el ánimo que me enviáis. También tengo que agradecer los cuidados de los médicos y del resto del personal sanitario que me atiende desde entonces.

Estas palabras van especialmente dirigidas a mis seguidores 'suaves'. Soy consciente de que, en esta ocasión, además de la música nos unió un sentimiento de angustia e incertidumbre, porque hasta el día de hoy no pude comunicarme con vosotros en primera persona. La gravedad de mi estado de salud me lo impidió.

Ahora, por fin, aún no entero pero sí con fuerzas para mantener este contacto, tan necesario emocionalmente, me dirijo a todos los que durante 36 años me mantuvisteis sobre un escenario y ahora viviréis conmigo una nueva experiencia. Se trata de un impasse que debo hacer hasta que recupere mi salud y me encuentre con la entereza necesaria para veros de nuevo. Estoy trabajando para recuperarme y volver a cantar con todos vosotros.

Este paréntesis tiene fecha de inicio pero no tiene fecha final a ciencia cierta —nunca mejor dicho, palabra de los médicos que aún no pueden decirme cuándo estaré totalmente repuesto—. Así que sólo me queda el deseo de que en algún momento se haga realidad el verso 'hoy, adiós es un grito que quiere decir bienvenido' y que un adiós no sea una despedida sino un hasta luego… Y vamos a versionar juntos a Charles Chaplin para decir que la vida es un concierto de rock que no permite ensayos... Y por eso esperamos poder cantar, reír y bailar juntos antes de que el telón baje…. Sempre suaves».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios