Entrevista

Dorian: «Nunca hemos claudicado ante las presiones»

La banda barcelonesa llega a La Riviera con dos «sold outs» consecutivos, los días 4 y 5 de noviembre, en su gira de 10º aniversario

Dorian
Dorian - ABC

La gira de 10º aniversario de Dorian está suponiendo todo un reto emocional para los componentes del grupo. Han agotado con muchísima antelación las entradas para sus dos conciertos en La Riviera (Madrid) y sus dos conciertos en Barcelona (Apolo), y a punto están de conseguir lo mismo en ciudades como Valencia, Zaragoza o Santander. Y por si fuera poco, han afianzado un enorme número de fans al otro lado del charco tras sus visitas a México, Colombia, Chile, Argentina o Perú. «Hemos hecho balance, y no puede ser más positivo», dice su líder Marc Dorian. «Si cuando tocábamos en el Nasty alguien nos hubiera dicho que años más tarde llenaríamos dos Rivieras, le diría que está loco. Cosas como esta no habían entrado ni por asomo en nuestros planes más optimistas».

De todos modos, lo que más feliz hace a Dorian es que «lo hemos conseguido sin claudicar a presiones externas, modas o sugerencias que nos han tratado de imponer desde discográficas y medios de comunicación», explica Marc. «Porque ha habido sellos y medios que insistían en que no mezcláramos tantos estilos ni cantáramos en español» . Y es que cuando ellos empezaron, muchas bandas de la escena independiente cantaban en inglés. «Nosotros, influidos por bandas como Radio Futura, Nacha Pop o Golpes Bajos, tuvimos claro que el español era perfectamente válido y hermoso para expresarnos. En aquellos años eso se ponía en duda». Marc tiene una interesante teoría al respecto: «Aquello respondía a que la Movida madrileña tuvo una resaca muy larga, en la que se publicaron muchos productos prefabricados de multinacional, que copiaban a los artistas de la Movida de muy mala manera. En nombre de la Movida se publicaron discos muy nefastos, y eso generó un efecto rebote que hizo que a principios de los 2000 todos rechazaran el español, porque se identificaba con un tipo de pop muy malo. Ahora, creo que ha pasado el suficiente tiempo para que eso se diluya, y por eso se está recuperando nuestro idioma».

Tener las cosas tan claras ha sido sin duda el mejor arma de Dorian. «Puedes no ser el mejor cantando, ni el mejor tocando, pero necesitas tener una singularidad», explica Marc, que reconoce haber tenido unos inicios realmente complicados. «Los primeros cuatro años de vida fueron durísimos. Hacíamos muchísimos kilómetros y las salas apenas se llenaban con cincuenta personas o menos. Era frustrante, muy duro. Nunca tuvimos ningún apoyo detrás, así que decidimos que desarrollamos una estrategia: en lugar de pasar una vez por ciudad en cada gira, pasaríamos cuatro veces. No teníamos grandes sellos ni medios de comunicación detrás, pero trabajando cuatro veces más que los demás, al final conseguiríamos que el boca a boca funcionase».

Cuando lanzaron la canción «A cualquier otra parte», su nombre estalló definitivamente. «Fue una bomba de relojería que nos desbordó a todos, y que tiró de todo lo demás», asegura Marc. «Ahora todos en Dorian nos conocemos muy bien, así que cuando tenemos una canción especial entre manos, lo sabemos desde el momento en que terminamos de componerla».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios