Tom Chaplin
Tom Chaplin - ABC
Música

Tom Chaplin: «He querido hacer un disco navideño sin exceso de azúcar»

La voz de Keane publica el álbum «Twelve Tales of Christmas», con ocho temas originales y cuatro versiones

Actualizado:

Tras el éxito de su primer disco en solitario «The Wave», Tom Chaplin vuelve con un nuevo álbum navideño, «Twelve Tales of Christmas». Producido por David Kosten, contiene ocho temas originales compuestos por Tom y cuatro clásicos recreados bajo su particular prisma: «2000 Miles» de de The Pretenders, «Walking In The Air» de Howard Blake, «Stay Another Day» de East 17 y «River» de Joni Mitchell. Chaplin asegura que las Navidades son una fuente de inspiración personal para componer temas», pero no ha firmado un disco hiper edulcorado, pues «esta época del año tiene una cualidad agridulce intrínseca que me incita a tratar temas de amor, el amor perdido y el recuerdo de las personas que se nos han ido».

Ha hecho un disco navideño, pero con un enfoque original.

La felicidad y la alegría son sentimientos muy asociados a la Navidad, pero no son los únicos. Por eso, también son sólo una parte de lo que cuento en el disco. Todo ese cúmulo de sensaciones que se producen en Navidad me pareció muy inspirador, y cuando empecé a componer todo me salió bastante rápido. Hay canciones de amor a la vieja usanza, pero también hay otras que reflexionan sobre el mundo que vivimos, otras son más oscuras y melancólicas... La verdad es que al principio estaba un poco paranoico con este lanzamiento, no sabía si se entendería bien, pero estoy oyendo muy buenos comentarios así que me voy tranquilizando, ¡jaja!

Escribió el disco en pleno verano, ¿le fue fácil crear eseambiente navideño en su cabeza?

Eso es interesante porque precisamente pensé eso, cómo se las habían apañado otros artistas para componer y grabar discos navideños meses antes de que llegue la Navidad. Es una sensación algo extraña, pero en mi caso grabé en un estudio en medio del campo, en un lugar muy tranquilo donde te podías abstraer bastante del mundo. Eso ayudó mucho a viajar mentalmente hasta la Navidad.

¿Escuchó discos navideños de otros artistas?

En realidad no, porque los discos navideños suelen ser bastante parecidos entre sí, son las mismas canciones interpretadas de diferentes formas, año tras año. Como yo no quería hacer eso, preferí no acercarme a otras grabaciones de este tipo. Quería hacer un disco más real, sin ese exceso de azúcar y luces de colores que suelen tener esas producciones. Me encantan esas canciones, pero quería hacer algo más mío, y ha sido un reto muy emocionante.

Su voz suena como el instrumento principal en el disco. ¿Se preocupó de que estuviera bien arriba en la mezcla?

Sí, cuando trabajé con David sabía que sería excitante, porque le conozco desde hace años y sabía que captaría perfectamente elambiente que yo buscaba, de interpretaciones oscuras y bellas a la vez, muy personales y cercanas. Además de la mezcla, fueron muy importantes los micrófonos, que eran aparatos clásicos de 1947, que captan la voz de una forma muy especial. De hecho, creo que nuna se ha captado tan bien mi voz como en este disco.

«Hacer otro disco con Keane no está en lo alto de mi lista de prioridades»

«Mignight Mass» es de las canciones más bonitas del disco. Por un momento me pareció Rufus Wainwright.

¡Jajaja! Sí, es una de las mejores grabaciones en las que nunca haya participado, te lo prometo. La intención fue hacer algo así como un villancico moderno. Algo que recordara un poco a los villancicos tradicionales, pero compuesta con una estructura pop algo fuera de lo normal, con una progresión de coros que crece hasta el final. No tiene ninguna intención religiosa porque yo no soy una persona religiosa. Es más como un villancico secular moderno, lo cual es algo contradictorio, ¡jaja!

¿Tiene planes de grabar otro disco en solitario?

Creo que me voy a dar un descanso. He publicado dos discos en dieciocho meses, y ha sido un trabajo duro. Voy a estar parado un tiempo, y el año que viene me lo tomaré como una temporada de exploración, para ver qué me sugiere el futuro. Nunca se sabe lo que pasará, quizá me ponga a escribir y me salga todo muy rápido, ya veremos.

En cualquier caso, ¿su próximo disco sería en solitario, y no con Keane?

Todavía no me apetece. No está en lo alto de mi lista de prioridades. Sí creo que antes o después llegará el momento de componer para Keane, pero no creo que ese momento sea ahora. Siento que estoy aprendiendo mucho con todo lo que estoy haciendo en solitario, y aún no me siento completo en ese sentido. Si vuelvo ahora con Keane podría perderme muchas cosas. Todavía no tengo necesidades colectivas.

Después del enorme éxito que alcanzaron, llevan cinco años sin sacar disco. ¿Al menos se ven en Navidad?

Vi a Richard (el baterista) el fin de semana pasado, vino a mi casa y fue muy divertido, casi diría bizarro, porque estuvimos persiguiendo a un gato que se había colado en mi jardín, ¡jaja. Seguimos siendo buenos amigos, somos muy importantes los unos para los otros, pero no sé cuándo trabajaremos juntos otra vez.

De las versiones que ha hecho para el disco, ¿con cuál se queda?

Creo que diría «Walking in the air», por eso la he puesto en una posición importante en el disco, la primera. Fue todo un desafío, porque es una de esas canciones que es difícil versionar y que quede más o menos a altura. Creo que la combinación de voz y guitarra que hemos hecho es de lo mejor que nos ha quedado.

¿Le gustaría presentar el disco en España?

Me encantaría. Además, mis fans españoles deben estar cabreados conmigo porque no he pasado por allí desde que salió mi primer disco en solitario. He ido a Portugal pero no a España. Quizá el año que viene. De hecho, creo que sería una bonita idea resucitar este disco cada Navidad, si a la gente le sigue interesando.