Johnny Hallyday
Johnny Hallyday - AFP

El cantante francés Johnny Hallyday fallece a los 74 años

Padecía cáncer de pulmón, como había anunciado en marzo

CORRESPONSAL EN PARÍSActualizado:

Francia se despierta atónita descubriendo la muerte de Johnny Hallyday (74 años), cantante, compositor, actor, el último de los grandes ídolos nacionales, autor e intérprete de un largo rosario de canciones, rock, pop, twist, que forman parte de la mitología francófona.

Sus padres, belga y francesa, abandonaron al niño Jean-Philippe Léo Smet al cuidado de sus tíos, en una Francia ocupada por los ejércitos de Hitler. Su tía estuvo casada temporalmente con un cantante de variedades que utilizaba como “nombre de guerra” Lee Hallyday. Apellido más tarde adoptado por el jovencísimo Jean-Philippe, cuando, tras escuchar un disco de Elvis Presley, decidió que lo suyo era la música popular, el rock.

Comenzó una carrera vertiginosa, con un éxito legendario, la versión francesa de “Let’s Twist Again”, “Viens danser le twist”. Por aquellos años, rock y twist se confundían en la “ola” de popularidad de una Francia que estaba cambiando a paso de carga, para entrar en la “sociedad de consumo” que precipitaría el legendario mes de mayo de 1968.

Johnny fue el ídolo nacional emergente, en un país que comenzaba a romper con la canción francesa tradicional para importar todas las sucesivas variantes de la música pop norteamericana.

Al frente de una generación que “rompía” con las tradiciones musicales propias, Johnny y su primera esposa, la cantante Sylvie Vartan, fueron las primeras figuras emblemáticas de una revista que hizo época, “Salut les copains”, una suerte de “estandarte” generacional de los años sesenta más edulcorados.

Año tras año, desde entonces, Johnny escribió un largo rosario de éxitos musicales, que se confunden con la educación sentimental de dos generaciones de franceses sensibles a las versiones francesas de los grandes éxitos norteamericanos. Educado él mismo en la mitología de un Elvis Presley sentimental, Johnny terminó adaptando al folclore local el estilo, melodías y variaciones del mito original. Con un éxito fulgurante.

Año tras año, quinquenio tras quinquenio, década tras década, desde hace medio siglo corto, Johnny escribió e interpretó muchas de las grandes cancioncillas de la mitología francesa popular.

Una carrera tan larga y fructífera estuvo llena de aventuras de todo tipo, sentimentales, musicales, discográficas, humanas.

Roto su primer matrimonio con Sylvie Vartan, Johnny comenzó una larga vida de vagabundeo sentimental relativo, hasta encontrar a su última esposa, Laeticia Boudou, Laeticia Hallyday, con la que contrajo matrimonio en 1996. Hasta el fin. Ella anunció la muerte del hombre de su vida la madrugada del miércoles.

A los pocos minutos de conocerse la noticia, estalló un torrente de homenajes nacionales. Emmanuel Macron, presidente de la República, volvió a ser el primero en rendir homenaje al ídolo nacional. Emisoras de radio y tv cortaron sus emisiones para proponer programas especiales. Políticos, cantantes, actores, directores de cine, hombres de letra, desfilan respetuosa y cariñosamente por los estudios de las cadenas de radio y tv para rendir un penúltimo homenaje.