PATRIMONIO

‘La mano negra’, recuerdos de la otra lucha en el campo andaluz

El Archivo Histórico Provincial saca de sus fondos judiciales las sentencias a esta organización que operaba a principios de 1880

‘La mano negra’, recuerdos de la otra lucha en el campo andaluz
R.V. Cádiz - Actualizado: Guardado en:

No uno, sino varios, forman este septiembre el documento destacado del Archivo Histórico Provincial de Cádiz. La iniciativa de sacar de los depósitos los valiosisímos papeles que custodia esta institución con sede en la calle Cristóbal Colón, se renueva cada mes con el fin de ofrecer a la ciudadanía una muestra de su diversidad. En esta ocasión, se ha elegido un conjunto de documentos a los que se le ha llamado ‘Los Procesos de la Mano Negra. Los Libros de Sentencia de la Audiencia de Jerez’. No es casual esta elección. Entre los fondos documentales que conserva el Archivo, destacan los fondos judiciales y especialmente los procedentes de la Audiencia. Son tribunales colegiados que fueron creados por la Ley de Enjuiciamiento Criminal de 1882 con competencias en asuntos penales. Entre 1883 y 1891 existieron en la provincia tres Audiencias, con sede en Cádiz, Algeciras y Jerez de la Frontera, hasta que, en esa fecha, por un Real Decreto quedaron reducidas a una por provincia con sede en la capital. Entre los documentos más interesantes que se extraen de las Audiencias destacan los Libros de Sentencias en los que se transcriben éstas en su totalidad.

La ‘Mano Negra’ fue una presunta organización anarquista secreta y violenta que actuó en Andalucía a principios de la década de 1880, durante el reinado de Alfonso XII, y a la que se le atribuyeron asesinatos, incendios de cosechas y edificios, en el contexto de un clima de aguda lucha de clases en el campo andaluz, de difusión del anarquismo y de diferencias entre legalistas y clandestinistas en el seno de la recién creada Federación de Trabajadores de la Región Española. Uno de los motines urbanos más graves se produjo el 3 de noviembre de 1882 en Jerez de la Frontera donde tuvo que intervenir la Guardia Civil y el Ejército, produciéndose unas sesenta detenciones.

A principios de noviembre de 1882 el coronel jefe de la Guardia Civil en Andalucía Occidental envió al gobierno una copia del «reglamento» de una organización secreta llamada «la Mano Negra» por el que se regían «los socialistas» de la región y que según el informe que lo acompañaba constituía la prueba de que esa organización clandestina estaba detrás de los «incendios, talas de montes y arbolados, heridas o asesinatos» que se estaban produciendo en aquellos meses. Dos semanas después de que recibiera los documentos, el gobierno decidió enviar refuerzos a la provincia de Cádiz. El 21 de noviembre llegó a Jerez un grupo de 90 guardias civiles al mando del capitán José Oliver y Vidal que inmediatamente, con la ayuda del jefe de la guardia municipal de Jerez, Tomás Pérez Monforte, procedió a detener a muchos jornaleros y afiliados de la FTRE, supuestos integrantes de la misteriosa Mano Negra.

Así, el ‘documento del mes’ muestra por un lado la sentencia contra uno de los detenidos en Jerez en los procesos de la ‘Mano Negra’ en el que se le condena a muerte, otra sentencia contra varios residentes en San Fernando por delitos de asociación ilícita condenándolos a prisión, y por último una Carta del Arzobispo de Sevilla en 1884, ofreciéndose al Decano del Colegio de Abogados de Jerez, para que se le perdonen la vida a los condenados a muerte.

El III Congreso de la FTRE celebrado en Valencia en octubre de 1883, acusó el impacto del asunto de la ‘Mano Negra’ pues asistieron menos delegados y federaciones que al anterior celebrado en Sevilla.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios